Salida a Bolsa

Los títulos de Blackstone se disparan hasta un 45% en su estreno bursátil

La oferta pública de venta (opv) de la firma de capital privado Blackstone Group, la mayor operación de este tipo realizada en EEUU en los últimos cinco años, ha generado un enorme interés que ha empujado sus títulos a subir hasta un 45%.

La empresa fijó anoche el precio de venta para quienes participaron directamente de la opv en 31 dólares por título, pero esta mañana, al abrir en bolsa, las acciones llegaron a tocar los 45 dólares, un 45% más que el precio de colocación privada.

Este interés se moderaba levemente a medida que avanzaba la jornada, y cerca de la media sesión, el valor de las acciones de Blackstone se situaba en los 35,51 dólares, un 14,55% más que el precio de colocación.

Con esta operación, la firma ha recaudado cerca de 4.130 millones de dólares, y en base al precio de hoy de sus acciones su capitalización se estima en cerca de 40.000 millones de dólares.

Blackstone, fundada en 1985, es uno de los grupos de inversión de capital privado más grandes de EEUU, y entre muchas operaciones recientes llegó en febrero a un acuerdo para comprar el conglomerado de bienes raíces Equity Office Properties en unos 39.000 millones de dólares.

En los últimas dos décadas el grupo ha llevado a cabo operaciones de compra de empresas por cerca de 200.000 millones de dólares. Con la opv los socios fundadores de la compañía, Stephen Schwarzman y Peter Peterson, recaudaron unos 2.300 millones de dólares, además de quedar en posesión de gran parte de las acciones de la empresa.

China comprará acciones de la estadounidense

Junto con la opv, Blackstone venderá unos 3.000 millones de dólares de títulos al Gobierno chino, que está interesado en la diversificación de las enormes reservas monetarias de su país, calculadas en 1,2 billones de dólares. China comprará acciones de Blackstone con un 4,5 por ciento de descuento sobre el precio de la opv y mantendrá sus posiciones en la empresa por un plazo de cuatro años.

Tras la opv los actuales accionistas de la compañía mantendrán un 78,1% de la propiedad, China un 9,7% y los nuevos accionistas un 12,2%. La salida a bolsa de Blackstone se produce en medio de los llamados de algunos legisladores estadounidenses para aumentar los impuestos que se cobran a compañías de capital riesgo.