CincoRed

El Wifi acelera su avance entre las dudas de los operadores

La expansión del Wifi es casi imparable. Un informe publicado por la consultora británica ABI Research señala que el número de puntos de conexión a esta tecnología inalámbrica (bautizados en el argot como hotspots) se situará este año en 179.500, un 25% más que al término de 2006.

Por regiones, Europa se va a mantener al frente del ranking con 70.100 hotspots a la conclusión de 2007, un 22% más que en 2006. Las previsiones de estos expertos apuntan que en 2012 habrá más de 190.000 puntos de acceso, con un ritmo de crecimiento del 35% al año.

Y España no se queda al margen. Según estimaciones realizadas por el catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid y coordinador de Gaptel, Jorge Pérez, hay en la actualidad más de 6.000 puntos de conexión a Wifi.

A finales de 2007 habrá en el mundo 179.000 puntos de conexión de tecnología Wifi

Sin duda, unas cifras que apuntan a un progresivo aumento de su relevancia dentro del sector de las telecomunicaciones. Stan Schatt, vicepresidente de ABI Research, explica a Cinco Días que no sólo hay una gran demanda por parte de los usuarios de puntos de acceso a internet a través de esta tecnología, sino también hay más sesiones por cliente.

Entre los motores de este crecimiento se han situado las cadenas de tiendas minoristas o de comida rápida. En este grupo han destacado Starbucks Coffee y McDonalds, que tiene 4.000 puntos de conexión a la red desde los hotspots instalados en sus establecimientos. Otro de los pilares de la expansión del Wifi es la industria hotelera. Las cadenas de hoteles han instalado más de 46.000 puntos de acceso. Estas firmas no sólo han estimulado el uso de esta tecnología para atraer clientes, sino que también la han convertido en un vehículo de comunicación interna entre empleados.

Al mismo tiempo, el número de operadores Wifi está creciendo imparablemente, sobre todo en zonas con gran concentración de internautas. Un ejemplo es The Cloud Networks, que ha instalado una red en la city de Londres, corazón financiero de la ciudad. La empresa, que gestiona miles de hotspots en Gran Bretaña y Suecia, sitúa en 350.000 el número de clientes locales demás de los miles de turistas que visitan Londres.

En este fervor se ha situado Fon. Su último gran paso ha sido en EE UU a través de un acuerdo con Time Warner Cable por el que sus clientes podrán ser miembros de la comunidad Fon, y tener acceso libre ilimitado Wifi a través de sus hotspots. En Madrid ha constituido ChuecaWiFi en el barrio de Chueca.

También Google se ha convertido en uno de los adalides de la irrupción de la industria informática en el Wifi. La firma ha impulsado estas infraestructuras en Mountain View, localidad californiana donde tiene su sede, y San Francisco, en este caso junto al proveedor de acceso a internet, Earthlink.

España

En España, la expansión del Wifi también ha contado con el apoyo de diversas administraciones autonómicas y locales, como Avilés, que han lanzado sus propios servicios, a través de la creación de operadores públicos. Málaga y Lleida han optado por aliarse con Fon para impulsar estos servicios.

Esta expansión del Wifi va a afectar cada vez más a las operadoras tradicionales. Según Stan Schatt, estas compañías no van a tener más remedio que ajustar sus modelos de negocio para hacer frente a la actual tendencia que vive el sector por la que los usuarios están gastando menos minutos de llamadas desde el móvil, y aumentando su consumo de llamadas gratuitas vía los hotspots. 'Los operadores mantendrán buena parte de los clientes empresariales que pagan sus suscripciones mensuales, pero van a perder una significativa porción de los clientes de pago, puesto que muchos van a optar por los servicios gratuitos', dice Schatt.

Ante esta presión, las compañías han acelerado su estrategia de defensa y han optado por ganar presencia en este segmento. Sin ir más lejos, Telefónica tiene previsto extender el Wifi en 94 estaciones de tren en los próximos cinco años. Además, para compensar la pérdida de clientes, las operadoras aspiran a llegar a acuerdos con administraciones públicas y establecimientos exclusivos de Wifi para absorber y llevar hacia sus redes el tráfico telefónico generado por los usuarios. En España, algunos ayuntamientos han convocado concursos para adjudicar el servicio a la operadora que presente la mejor oferta.

De todas maneras, ciertos expertos han advertido que esta situación podría ser coyuntural, especialmente porque el modelo de negocio de las firmas que ofrecer servicios gratuitos de Wifi no está muy claro. 'La rentabilidad es dudosa', señalan estos observadores. Algunos han optado por financiar tanto la instalación de la infraestructura como su mantenimiento con publicidad.

Lo cierto es que para las operadoras la incertidumbre es cada vez mayor, sobre todo porque cuantos más clientes gratuitos haya por la generalización del Wifi, menos usuarios de pago habrá. Y si la generalización de hotspots acaba generando una cobertura total en grandes zonas, los usuarios podrían ir hablando por la calle con sus teléfonos Wifi. Sin duda, una amenaza para las empresas de móviles. Claro que, algunas como Sprint y T-Mobile han tomado nota y han apostado por el Wifi.

Los nuevos equipos se acercan

La próxima generación de equipos de la tecnología Wifi están a punto de llegar al mercado. La Wifi Alliance, en la que participan grupos como Nokia, Motorola, Cisco o Intel, tiene previsto certificar en las próximas semanas el nuevo estándar, si bien estos equipos no estarán disponibles comercialmente hasta 2009.

No obstante, esta asociación tiene previsto dar el visto bueno a los nuevos enrutadores inalámbricos de Wifi, las tarjetas de red y los microchips correspondientes al estándar técnico 802.11n. La Wifi Alliance ha utilizado las letras para referirse a las subsecciones de esta tecnología. Por ejemplo, de la versión 'n' se espera que sea hasta cinco veces más rápida que la última versión 'g'. Además, tendrá mayor capacidad para superar barreras como muros y paredes, y empleará más frecuencias para facilitar la descarga y envío de archivos. Unas mejoras que se notarán, sobre todo, en la descarga de archivos de vídeo.

La Wifi Alliance ha confirmado que, en 2006, se vendieron en todo el mundo más de 200 millones de equipos de esta tecnología inalámbrica. De cara a los próximos años, los fabricantes confían en que el Wifi se integre de forma masiva en los PC portátiles, las consolas de juegos y los móviles.

La expansión municipal

En la actualidad, en torno a un centenar de ayuntamientos españoles han desplegado redes Wifi, según la CMT. El regulador no se opone a estas prácticas, pero ha exigido a estas administraciones que se constituyan como operadores.

Para la CMT, deben cumplir las normas del mercado formando sus ofertas con las reglas de competencia. La actividad debe ser financiada con los rendimientos generados por la explotación del servicio.