Ayudas

Bruselas propone retrasar dos años la reforma de las ayudas para frutas y verduras

La Comisión Europea (CE) ha ofrecido hoy una ayuda de 15 millones de euros al sector de tomate para industria en España en 2008, y un plazo de dos años para que los países puedan retrasar hasta 2010 la conversión de las subvenciones de fruta o verduras para industria en un pago por hectárea. La comisaria europea de Agricultura, Mariann Fischer Boel ha presentado a los ministros de Agricultura un nuevo texto de compromiso, con el fin de acercar posiciones para la reforma de la Organización Común de Mercado (OCM) de frutas y hortalizas, que los Veintisiete consensuarán, hoy o mañana, en Luxemburgo.

En el nuevo texto, la CE ofrece a Italia y a España la posibilidad de que puedan dar ayudas estatales, de 15 millones de euros cada una, para adaptar su sector de tomate a la nueva regulación, ya que en los últimos años, esta producción ha sufrido fuertes penalizaciones.

La CE prevé la posibilidad de que los países elijan mantener las ayudas actuales a las frutas y verduras que van a industria en la campaña 2008 y 2009 y atrasar hasta 2010 el cambio en las subvenciones, que es la idea central que tratan de negociar los ministros.

La reforma plantea la supresión de las actuales ayudas directas que se dan a la producción de frutas y verduras para industria y establecer en su lugar un pago por hectárea o superficie -tanto para los cultivos en fresco como para los que van a transformación-, desligado de la cantidad declarada.

En el texto de compromiso, la CE sugiere que los Estados miembros decidan "a más tardar en noviembre" si quieren demorar ese cambio en las ayudas hasta 2010 y para qué sectores; asimismo los países decidirían en qué porcentaje las subvenciones quedan ligadas a la obligación de producir o a la firma de contratos con las fábricas. España ha solicitado durante las negociaciones de la reforma atrasar ese cambio al pago único, sobre todo en cítricos.