Ditlev Engel

'España aún no es un mercado maduro en energía eólica'

Al frente del primer productor de energía eólica del mundo, reclama un marco legal estable que aporte garantías a la inversión y permita a Europa alcanzar sus objetivos respecto a las energías renovables

Después de 20 años trabajando para una compañía de pinturas, Ditlev Engel lleva dos años al frente de Vestas, el líder mundial de la energía eólica. Una carrera profesional desarrollada principalmente fuera de su país, Dinamarca. 'En 1985 no sabíamos qué era la globalización, ahora todos los negocios son globales', señala. De Vestas destaca su juventud. 'Nació hace 20 años con sólo 15 empleados y ahora somos casi 40.000'. La clave de su crecimiento: 'el trabajo duro'.

¿Cuál es su opinión del mercado eólico español?

El mercado español ha sido muy importante en el desarrollo de esta energía, en su crecimiento. No sólo en cuanto a la instalación, sino también porque las empresas españolas han sido muy activas en el desarrollo en la promoción de la energía eólica, tanto dentro como fuera del país.

¿Cree que es un mercado maduro o hay recorrido para crecer?

La UE acordó en marzo que el 20% de su energía sea renovable en 2020 y, si no me equivoco, la eólica sólo cubre entre un 6% y un 8% de la electricidad en España. Para conseguir el objetivo de la UE tiene que haber una combinación de las distintas energías. No creo que España sea un mercado maduro, sino que tiene que trabajar para conseguir los objetivos europeos. Puede hacerse de muchas maneras y será interesante ver qué camino sigue para conseguir ese 20% en 2020, pero no sólo en el caso de España sino en toda la UE.

Después de Alemania, España es el segundo mercado eólico de Europa. Sin embargo, es el sexto país para Vestas en cuanto a ingresos. ¿A qué se debe esta diferencia?

Hace algunos años, Vestas no era activa en España, pero eso cambió en 2004, ahora no sólo vendemos nuestros productos sino que invertimos en la producción en España y desde aquí realizamos exportaciones. Actualmente, somos los terceros en el mercado español y nuestro desarrollo es muy positivo. Por ejemplo, estamos exportando para compañías españolas en Chile. Pero en mi opinión estamos en un mundo global y no deberíamos hablar de un país o de otro sino de un mercado global y debemos actuar de una manera global. La principal diferencia de Vestas con nuestros competidores es que somos una de las tres primeras compañías en los 10 principales mercados del mundo.

¿Cómo planean elevar sus ingresos en los próximos años? ¿Cuál es su estrategia?

Trabajar duro. Además, sabemos trabajar no sólo con nuestros clientes, sino también con las Administraciones y los Gobiernos locales. Otro punto importante es pensar a largo plazo, saber cómo queremos desarrollar nuestro negocio y cómo queremos conseguirlo.

¿Qué inversiones van a realizar?

El año pasado invertimos 188 millones de euros en desarrollo y este año esperamos acercarnos a los 400 millones. Es una política de inversión agresiva, con nuevas plantas en EE UU, Dinamarca, España y China.

¿Cuál es la inversión en España?

Estamos invirtiendo en Daimiel, en Castilla-La Mancha, donde hemos construido una fábrica de palas para aerogeneradores por 47 millones de euros. Estamos invirtiendo activamente en España.

Sin embargo, su cuota de mercado en 2006 ha decrecido del 14% al 11%. ¿Qué dificultades están encontrando para elevar su presencia?

Es una cuestión de tiempo, porque los clientes sólo se contabilizan en tu cuota de mercado cuando has entregado los proyectos. Si ves nuestro desarrollo en España, estamos haciendo un gran progreso.

¿Entonces van a aumentar su cuota en 2007?

No lo sé, depende de lo que hagan nuestros competidores. Con las inversiones que hemos hecho, repito, estamos haciendo un gran progreso.

¿Cuáles son sus objetivos de crecimiento a nivel global?

En 2007 esperamos un crecimiento de la facturación del 17% hasta 4.500 millones y que nuestro Ebit resultado bruto crezca entre un 7% y un 9%. En 2008, estimamos que el Ebit se eleve entre un 10% y un 12%. Dentro de este plan, uno de los cambios que hemos introducido es que a finales de 2008 todos los empleados de Vestas se beneficiarán de nuestro programa de incentivos.

¿Cómo valora el marco legal español y europeo?

Todas las energías, no sólo la eólica, deben tener un marco legal estable a largo plazo para poder hacer las inversiones necesarias. El objetivo del 20% de la UE es muy importante para poder garantizar que estas inversiones se van a realizar.

'No podemos depender de una energía'

'Soy el consejero delegado y veo la compañía de manera global, no distingo entre un país u otro' recalca Ditlev Engel al explicar cuál es la estrategia de Vestas. Sin embargo, hace hincapié al resaltar la importancia del mercado español con el que asegura estar 'muy satisfecho'. 'Tenemos una organización muy importante y dinámica en España. Actualmente alcanzamos los 700 trabajadores y superaremos los 1.000 empleados durante el próximo año cuando la planta de Castilla-La Mancha esté en pleno rendimiento'.

Pese a no querer diferenciar entre países, el presidente de Vestas destaca la importancia que han adquirido las renovables en todos los mercados 'El interés en la energía verde es básico en todas partes, en EE UU, en China o en España. Todas las regiones son importantes. Obviamente China y EE UU son más grandes, pero las expectativas en la Unión Europea son muy interesantes'.

Sin embargo, resalta que las renovables no podrán ser la única base para el desarrollo energético. 'De cara al futuro no podemos depender sólo de una energía', reconoce. 'Según Naciones Unidas, en los próximos 20 años, la población mundial crecerá en unos 2.000 millones de personas. Vamos a consumir mucha más energía y la eólica sólo cubre el 0,7% de las necesidades globales'. 'Necesitamos todas las energías. Es muy importante', insiste. Además, apunta el desarrollo que tendrá en los próximos años la energía eólica marina (a través de aerogeneradores situados en el mar) que actualmente 'es una figura muy pequeña'. En cuanto a Europa, Engel señala que para garantizar las inversiones en el sector es importante que 'los políticos piensen con perspectiva, a largo plazo'. 'æpermil;sa es la clave, aunque quizá lleve un tiempo conseguirlo', reconoce.