Consejo de Ministros

El Gobierno tramita la nueva ley de reunificadoras de créditos

El Consejo de Ministros aprueba hoy el borrador de la nueva ley que regulará el sector de las reunificadoras de créditos. Los intermediarios financieros llevaban meses reclamando una normativa que disipe las críticas vertidas sobre el sector.

Las sombras que se proyectaban sobre las entidades especializadas en la intermediación financiera empiezan a despejarse. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha comenzado a tramitar una normativa que aportará legitimidad y transparencia a un sector que ha recibido duras críticas durante el pasado ejercicio. El Defensor del Pueblo llegó a tachar a estas entidades de 'modernos usureros'.

El Consejo de Ministros aprueba hoy un borrador del proyecto de ley sobre las reunificadoras. En España hay más de 8.000 intermediarios de crédito (entre empresas y particulares). Una de sus principales actividades es concentrar las deudas de clientes con problemas de pagos en una sola entidad financiera.

La iniciativa había sido anunciada por el ministro de Economía y Hacienda, el 28 de marzo. Pedro Solbes avanzó que la nueva regulación incluirá la creación de un registro de intermediarios que aportará 'un cierto reconocimiento' a este tipo de entidades, al tiempo que les obligará 'a una mayor transparencia en su relación con el cliente'.

Aunque el texto que hoy se presenta al Consejo de Ministros ha sido preparado conjuntamente por el departamento dirigido por Solbes y el de Sanidad y Consumo, será este último el que lleve el peso de la próxima tramitación.

Fuentes del sector se mostraron ayer muy satisfechas con la iniciativa del Ejecutivo. 'Recientemente han entrado muchos operadores en el sector que no emplean las mejores prácticas, por lo que la nueva legislación es muy importante', comenta Manuel Dafone, consejero delegado de Duckfin, creada en Vigo hace 14 años.

Los intermediarios han constituido, durante los últimos meses, varias asociaciones para negociar con el Gobierno. El problema al que se enfrentan es que ninguna de ellas es suficientemente representativa.

Javier López, presidente y propietario de CreditServices (que cuenta con 500 sucursales en toda España e intermedió en 2006 en hipotecas por 9.000), considera 'fundamental' este avance normativo, al que ya se habían adelantado 'con iniciativas de autorregulación'.

Reglas básicas para ganar credibilidad

La nueva ley de las reunificadoras de deuda, aunque aún tiene largos trámites parlamentarios por recorrer, probablemente incorporará cinco reglas básicas que vengan a reforzar la credibilidad del sector. En primer lugar, se creará un registro de entidades habilitadas para prestar estos servicios. Además, se les exigirá un seguro de responsabilidad civil profesional. Algunas entidades, como CreditServices, ya lo han suscrito con Zurich. Por otra parte, la normativa incidirá en el control de la publicidad, para que no haya campañas engañosas. También se exigirá que las sucursales cuenten con una tabla con los honorarios que cobra el intermediario por cada servicio que presta. Por último, aunque no está claro que llegue a llevarse a la práctica, es posible que se cree un modelo de contrato estándar para estos brokers de créditos.