Internet

Las empresas de apuestas §on line§ ven en Europa su tabla de salvación

Hace hoy justo un mes, el Congreso de los Estados Unidos cortó en seco las aspiraciones de negocio de decenas de casas de juego y de apuestas §on-line§, al prohibir a las compañías de medios de pago que gestionasen los cobros de esas jugadas en Internet. Tras el cerrojazo, las principales empresas de este tipo ven en Europa su tabla de salvación, ya que en el seno de la Unión Europea los estados miembros están optando por regular su actividad en lugar de prohibirla.

Así lo reconoce hoy Mitch Garber, el presidente de Partygaming, la mayor compañía de póquer por internet en el diario CincoDías, que afirma que ¢la UE está gestionada de una manera que favorece¢ su negocio.

Se refiere a la defensa a ultranza que hace de la libre competencia la Comisión Europea del libre mercado, llegando incluso a presionar a los Estados miembros para que no pongan trabas a estos sitios. El negocio de las apuestas es ya tan importante que sólo el pasado año movió unos 12.000 millones de dólares en todo el mundo, la mitad de ellos en EE UU.

En España, mientras tanto, las empresas españolas de este sector ven cómo se aleja la oportunidad de crecer debido al vacío legal. Las Comunidades Autónomas son quienes tienen competencias sobre juego, y de momento no han regulado estas actividades, aunque se prevé que la Comunidad de Madrid y la de Cataluña publiquen sus reglamentos sobre el juego en red.

Se espera que este cambio jurídico permita a las empresas nacionales lanzar sus propios portales de apuestas y juegos, un negocio al que hasta ahora sólo pueden acceder basándose en el extranjero (fundamentalmente, en Gibraltar). Y mientras esperan, las empresas de fuera, que si operan desde paraísos legales y fiscales como el del Peñón, se han lanzado a inundar de publicidad las radios y los periódicos gratuitos y deportivos españoles, con la esperanza de atraer clientes antes de que el mercado español crezca.