El análisis de la semana

Los planes de Bolsa alcanzan diferenciales de 31 puntos

Los planes de renta variable mantienen unas rentabilidades acumuladas en lo que va de año del orden del 6,4%, equivalentes a un 11,9% anual. Son los más rentables de los diversos grupos de planes habida cuenta de que la renta fija ha mostrado este año un perfil mucho más moderado, en especial a medio y largo plazos.

Dentro de la renta variable hay una veintena de planes con rendimientos superiores al 10%, es decir, bastante por encima de la rentabilidad media, lo que pone de relieve las fuertes discrepancias entre los que se han especializado en inversiones bursátiles.

Como ejemplo baste señalar que el plan de pensiones más rentable del momento entre los de renta variable acumula en lo que va de año unas ganancias superiores al 17%, mientras el más perjudicado por su cartera de inversiones pierde más del 14%. Es decir, unos 31 puntos de diferencial de rentabilidad entre el mejor y el peor, cuando aún no ha transcurrido un año desde que comenzó el ejercicio bursátil. La dispersión de mercados en los que actúan los planes de pensiones españoles es muy elevada ya que hace cinco años muchos de ellos llevaron a cabo una estrategia de diversificación y dispersión geográfica de riesgos que ha conducido a situaciones marcadamente diferenciadas entre muchos de ellos.

En los mercados de renta fija, la situación es distinta, aunque las rentabilidades son moderadas. Muchos de los planes que operan en el mercado de bonos están incluso en pérdida debido a la caída que han registrado las cotizaciones en buena parte del año. En las últimas semanas, la situación ha mejorado algo para estos planes, pero el conjunto se mantiene aún en pérdidas. Los que invierten en bonos de plazos más largos pierden en promedio un 0,26% desde principios de año y un 0,63% desde hace un año. Los de corto plazo presentan mejores resultados, aunque no llegan al 1% de rendimiento, ni en el acumulado desde enero ni en términos anuales.