Petroleras

Un tribunal de Bolivia declara improcedente la detención de los directivos de Repsol

El Tribunal Constitucional de la Bolivia ha declarado procedente el recurso de habeas corpus presentado por Repsol YPF. Esta medida hace que se declare nula la detención de los directivos de Andina, la filial del grupo en Bolivia. Julio Gavito y Pedro Sánchez fueron detenidos el pasado mes de marzo por presunto contrabando de crudo, después de que las autoridades competentes allanaran la sede de la compañía en La Paz.

A pesar de que la sentencia no ha salido a la luz pública hasta la madrugada de hoy, cuando ha sido recibida por la compañía hispano-argentina, ésta fue firmada el pasado 25 de abril por el magistrado Felipe Tredinnick Abasto. La orden dictada por el Tribunal Constitucional demuestra "la existencia de actuación indebida y cuestiona las actuaciones de allanamiento de las instalaciones de Repsol en Bolivia".

La compañía Repsol YPF recurrió ante el Tribunal Constitucional el fallo emitido por la Sala Civil Segunda de la Corte Superior de Distrito de Santa Cruz, que rechazaba el recurso de habeas corpus para que se levantara la orden de detención de los citados directivos. La empresa destacó en aquel momento que en su fallo los integrantes del Tribunal no refutaron los alegatos respecto a la persecución indebida a la que estaban siendo sometidos los ejecutivos Gavito y Sánchez.

Sin embargo, la Corte Superior de Distrito de Santa Cruz ordenó que siguiera adelante la investigación sobre un supuesto contrabando de 230.400 barriles de petróleo por un monto que supera los 7,7 millones de euros, supuestamente cometido por la petrolera. Previamente a la orden de detención de los directivos de Repsol YPF, un juez declaró la suspensión de la investigación que realizaba el Ministerio Público sobre denuncias de contrabando de crudo contra la filial de la compañía en Bolivia, por no haber materia sujeta a juicio, e instruyó que el caso se tramite en la jurisdicción administrativa.

Una decisión "muy importante" para Repsol

Por ello, la compañía consideró que se había procedido con nulidad a la detención de los directivos, ya que el proceso estaba suspendido. A pesar de ello, dos fiscales se personaron en las instalaciones de Repsol YPF en Bolivia para la detención de Gavito y Sánchez mediante allanamiento de las oficinas de la petrolera en esa ciudad.

La compañía que preside Antonio Brufau resaltó que la decisión del Tribunal Constitucional de Bolivia es "muy importante para Repsol de cara al futuro", dado que "permitirá" revisar todo el proceso en el que se ha visto envuelto en grupo en los últimos meses por supuesto contrabando de crudo. Asimismo, las mismas fuentes destacaron que la compañía "reclamará daños y prejuicios" ante los numerosos incidentes sobre los que ha tenido que responder y que le han afectado directamente.