La semana

El Ibex supera los 12.000 puntos y marca máximos en seis años

El Ibex conquista el 12.000 espoleado por la fuerte alza de Wall Street

No le hacía falta a la Bolsa una demostración de fuerza como la del viernes para marcar el nivel más alto en seis años. De hecho, estaba tan plana en las últimas semanas que una ínfima ganancia se bastaba para marcar cotas de las llamadas psicológicas. Pero el mercado estaba de buenas, y llevado en volandas por Wall Street marcó máximo a lo grande. Subió el Ibex más de 100 puntos, un 0,89%, y de una tacada superó el máximo del año -cota más alta desde marzo de 2000- y los 12.000 puntos. Cerró en 12.034.

Aunque al mercado le queden más de 800 puntos para batir sus registros históricos, en realidad sólo ha habido un puñado de sesiones -menos de una veintena- en la que la Bolsa haya estado más alta que este fin de semana. Pero La volatilidad de entonces era de tal calibre que el mercado subía de un día para otro lo que ahora tarda semanas en avanzar.

Pese a que la sesión del viernes fue una de las mejores del año, ello no alivió el estreno de Parquesol. Un 5,43% perdió la inmobiliaria en su estreno, después de una OPV cerrada a los particulares y a la que sólo han podido acudir los fondos. Para el conjunto del mercado el inicio de la jornada fue positivo, y el Ibex ya cotizaba en máximos desde primera hora. Pero lo mejor estaba por llegar. El inicio de la sesión en Wall Street aceleró las compras gracias, paradójicamente, a la escasa creación de empleo registrada en Estados Unidos en el mes de abril.

Sólo 138.000 puestos de trabajo cuando se esperaban más de 200.000. Pero este enfriamiento del mercado laboral estimuló las expectativas de que los tipos de interés han tocado techo. Ello tiró de los mercados de renta variable, y el Dow Jones cerró con una subida del 1,21%, por un 0,80% del Nasdaq y otro 1,03% del Standard & Poor's 500. El alza del Dow Jones fue una de las mayores del año, y el índice superó los 11.500 puntos.

Aunque el cierre de la semana ha dejado buen sabor de boca, le ha costado al mercado español sumarse al festival. El mal momento de Repsol, a quien las cuitas bolivianas impiden aprovechar el alza del petróleo, había dejado el Ibex algo por detrás de las referencias del resto de Europa. De hecho, la subida en la semana del Cac o del Dax está cerca del 2%. Son matices, en todo caso, ante un mercado que sube ya el 12% en lo que va de año. El Ibex a 12.000 puntos era uno de los escenarios más optimistas para el conjunto de 2006, y se ha cumplido en cuatro meses. Algunos analistas siguen advirtiendo del riesgo de una corrección, pero es esta una canción que lleva sonando todo el año.

La incomparecencia de Telefónica se ha visto compensada, por otra parte, por la fiebre de operaciones empresariales que sufre la Bolsa y por la banca. Se ha convertido en una máquina de hacer dinero y la Bolsa lo premia con sesiones como la de ayer, en la que Santander avanzó el 1%.

En el plano de las operaciones empresariales, el viernes se vivió el penúltimo capítulo con la guerra por el control de Metrovacesa -que subió el 2,51%- y de Telepizza. Si a pesar del petróleo y de los tipos de interés 2006 está siendo una buena cosecha bursátil es, en buena parte, por la tendencia de las empresas a comprarse.