Discográficas

Warner Music rechaza una opa de EMI por 3.350 millones

Warner Music ha rechazado una oferta de compra lanzada por la discográfica EMI el 1 de mayo que valoraba la compañía en 3.350 millones de euros. La unión daría lugar a la segunda discográfica del mundo por detrás de Vivendi Universal.

EMI es actualmente el tercer mayor grupo discográfico del mundo por detrás de Vivendi Universal y Sony BMG. La discográfica con sede en Londres asegura en una nota de prensa que Warner Music ha rechazado una oferta de compra valorada en 4.230 millones de dólares (3.350 millones de euros). Después de las 'recientes especulaciones aparecidas en prensa', EMI confirma que 'el 1 de mayo hizo un acercamiento a Warner Music'. Ofrecía 28,50 dólares por cada título de la estadounidense que pagaría en metálico y acciones.

Sólo un día después, el 2 de mayo, 'Warner Music informó a EMI que no deseaba entrar en conversaciones sobre la propuesta', asegura la discográfica presidida por Eric Nicoli. EMI insiste en su comunicado que el consejo de administración de la compañía considera que la adquisición de Warner Music sería muy interesante para los accionistas de las dos discográficas. Sin embargo, aclara que sólo buscará una transacción que permita aumentar el valor y proporcione ingresos adicionales a los accionistas de EMI.

Por su parte, Warner Music confirma, también a través de un comunicado, que ha recibido una 'oferta no vinculante' por parte de EMI. 'El consejo de administración, junto a los asesores legales y financieros de la compañía, ha evaluado cuidadosamente la oferta', asegura Warner Music, y ha llegado a la conclusión de que la propuesta 'no es lo mejor para los intereses de nuestros accionistas', por lo que ha decidido rechazarla 'por unanimidad'.

El valor actual en Bolsa de Warner Music asciende a 4.100 millones de dólares aproximadamente (unos 3.245 millones de euros) y entre su cartera de artistas se encuentra Madonna o James Blunt, mientras que EMI comercializó el disco más vendido de 2005, X&Y de Coldplay, del que se vendieron 8,3 millones de copias, según Bloomberg. La fusión crearía la segunda discográfica del mundo.

En noviembre de 2003, el gigante de los medios de comunicación, Time Warner, vendió su división discográfica, Warner Music, a un grupo de inversores liderado por el canadiense Edgar Bronfman por 2.600 millones de dólares. La compañía salió parcialmente a Bolsa en 2005.

Una fusión buscada desde el año 2000

El primer intento de unión entre Warner Music (entonces dentro del grupo Time Warner) y EMI data del año 2000. En octubre de ese año, las discográficas renunciaron a un proyecto de fusión ante la intención de la Comisión Europea de abortar la operación. El entonces comisario de Competencia, Mario Monti, no aceptaba las concesiones ofrecidas por las compañías, ya que la fusión podría conducir a una integración vertical en la distribución.

El segundo intento se produjo en 2003, cuando EMI estaba dispuesta a ofrecer 849 millones de euros en efectivo por la división de grabaciones de Warner Music y una participación del 25% en el grupo fusionado. Ahora, en 2006, la historia se repite.