Derivados

Estrategias para gestionar la incertidumbre

Las opciones permiten obtener ganancias y protegerse de una evolución negativa de la Bolsa

En los momentos actuales los mercados de valores están difíciles, las últimas semanas ha habido correcciones y todas las plazas bursátiles vuelven a estar pendientes de las decisiones de la Reserva Federal de Estados Unidos y del Banco Central Europeo (BCE) de mover los tipos de interés para contrarrestar las mayores tensiones inflacionistas.

Las perspectivas generales siguen siendo de buena evolución de las economías a nivel global, pero existen varias incertidumbres. Por tanto, se podría tratar de aprovechar que las volatilidades se mantienen históricamente bajas en casi todos los índices bursátiles para invertir en los mercados vía opciones financieras y, al tiempo, protegernos de una posible evolución negativa de los mercados de valores.

Hay que recordar que la ventaja principal de la inversión con opciones financieras de compra (opción call) es la limitación de las pérdidas, ante caídas en el precio de la acción o el índice, a la cuantía de la prima que se abona inicialmente por su compra.

Para invertir hoy 13.000 euros en el mercado español se pueden comprar algunas de las acciones de mayor peso (como Telefónica, Banco Santander Central Hispano, BBVA, Repsol, Endesa) asumiendo todo el riesgo de caída en los precios, o se puede invertir sólo una parte de esos 13.000 euros en opciones sobre las acciones elegidas, limitando la pérdida a la prima que se paga inicialmente.

Por ejemplo, si invertimos directamente en Telefónica obtendríamos 1.000 acciones pagando los 13.000 euros (13 euros por acción), en cambio si invertimos en opciones sobre Telefónica de MEFF para obtener una rentabilidad equivalente en caso de que nuestras expectativas alcistas sean correctas, sólo habría que pagar 900 euros (10 contratos 100 multiplicador por 0,90 del precio de la opción) por la compra de opciones de Telefónica con precio de ejercicio 13 y vencimiento en diciembre de 2005.

En el primer caso (sin tener en cuenta los costes de transacción) si Telefónica sube por encima de 13 euros por acción la ganancia será la subida del precio por acción por los contratos que se han comprado. En el segundo caso, se ganará si el precio de Telefónica sube por encima de 13,90 euros (precio de la acción en el momento de la inversión más la prima de la opción que hemos pagado).

Esto quiere decir que el precio de Telefónica tiene que subir un 6,9% hasta final de año para empezar a ganar con las opciones compradas, pero habiendo invertido sólo un 6,9% del importe respecto a la alternativa de invertir directamente en la acción.

En el caso de que las expectativas de alza de precios no sean correctas en el primer caso se perderá si Telefónica cae por debajo de 13 euros por acción (perdiendo la caída del precio por acción por el número de contratos comprados). En el segundo caso si el precio por acción de Telefónica cae sólo se pierde la prima pagada inicialmente (0,90 euros por contrato) ya que se lograría estar protegido totalmente ante posibles caídas del precio de la acción. La conclusión a estas estrategias es que se puede invertir en renta variable a través de opciones financieras sin asumir posibles pérdidas por caídas en los precios de mercado.

Opciones de venta en un escenario negativo

Ahora nos situamos en este mismo escenario pero con expectativas negativas de los precios de los activos, por ejemplo, en el muy corto plazo. Se continúa considerando que la evolución general a medio y largo plazo será positiva, pero no sólo creemos que hay cierto riesgo de mayores recortes, sino que estamos convencidos de que dichas correcciones van a darse en las próximas semanas o incluso meses, antes de retomar la senda alcista que se observa desde abril. En este caso también se pueden utilizar las opciones financieras para obtener beneficios de los movimientos de mercado, pero en este caso comprando opciones de venta (opciones put) con las que se podrá obtener resultados positivos ante caídas en el precio del activo subyacente sin asumir pérdidas en el caso de que dicho precio experimente alzas desde el momento actual. Como siempre, a cambio de este perfil de inversión habrá que pagar una prima por la opción put correspondiente.