Finanzas

Setem promociona la inversión y el ahorro con criterios éticos

Uno de cada ocho dólares en EE UU está invertido siguiendo criterios éticos. Sin embargo, en España la mayoría de los ciudadanos no conocen los productos de inversión responsable, según denuncia Setem. Esta ONG y Economistas Sin Fronteras han analizado las opciones que existen en España para combinar finanzas y valores.

En junio de 2003, el total del capital gestionado éticamente en España ascendía a 43 millones de euros, mientras que en Alemania este tipo de inversión moví 703 millones de euros. En países pioneros en las finanzas éticas como el Reino Unido, la inversión ascendía hasta 3.930 millones de euros, en Holanda eran 1425 millones y en Italia se gestionaron 1.074 millones.

Estos datos son algunos de los que contiene el informe elaborado por Setem, que se ha propuesto a lo largo de 2005 promocionar la inversión socialmente responsable. 'España sufre un desconocimiento total', señala Annie Yumi, coordinadora del informe La otra cara de la moneda de Setem, que cree que la falta de información es la principal causa de que este mercado este tan poco desarrollado. 'Es importante saber que podemos combinar finanzas y valores. Existen productos que se traducen en rentabilidad económica y social', insiste Yumi.

Con el fin de promocionar este tipo de inversión, esta ONG va a publicar una guía en la que se desmenuzan los distintos productos que existen en el mercado. Esta guía, elaborada en colaboración con Economista Sin Fronteras, incluye los productos financieros de las entidades bancarias (han obviado los productos llamados solidarios que se limitan a realizar donaciones), pero además habla de fórmulas y productos alternativos.

Existen fórmulas alternativas de ahorro para ofrecer microcréditos

Entre ellos se destaca los bancos éticos con Triodos Bank y la nueva Banca Popolare æpermil;tica, que acaba de abrir su primera agencia en España, concretamente en Bilbao.

Esta guía descubre fórmulas de ahorro e inversión que se convierten en microcréditos o que financian proyectos sociales a través de aportaciones fijas de capital. Así existen acciones o bonos éticos que son instrumentos que usan intermediarios sociales para captar fondos para determinados proyectos como realizan las organizaciones Reas, Iuna o Oiko. Las aportaciones se devuelven con un pequeños interés o ninguno.

También es curiosa la opción de poner los ahorros al servicio de entidades que realizan micro créditos ICO, Feedi, Mita o Coop 57 para proyectos o personas que no tienen acceso a la financiación tradicional y además, los intereses que pueden llegar hasta al 6%.