Telefonía móvil

Móviles se hace con el capital de Motorola y Bavaria en las filiales de Bellsouth

Telefónica Móviles ya está más cerca del final que del principio en la macroadquisición de las filiales latinoamericanas de Bellsouth. Ayer anunció la compra de otras cinco participadas y lo ha hecho sin minoritarios, puesto que Motorola y Bavaria se han adherido al pacto.

Uno a uno, Telefónica Móviles y Bellsouth han ido logrando la adhesión de todos los minoritarios a las ofertas de compra de la operadora española. Los últimos en unirse a las ventas han sido Motorola -dueña del 32% de la filial uruguaya- y el grupo Bavaria -propietario de un 22,4% de la operadora de Colombia-.

Estas dos compañías han dado su visto bueno a Telefónica Móviles y cobrarán lo mismo que Bellsouth por sus porcentajes proporcionales en una transacción que se materializará a corto plazo. Otros minoritarios han preferido negociar directamente con la operadora estadounidense y han vendido antes sus acciones. æpermil;ste es el caso de Lacayo Brothers o de Leminconx. Y donde no ha habido acuerdo, han intervenido los tribunales, como el laudo arbitral que ha forzado a Bellsouth a comprar la participación del grupo Cisneros en Venezuela.

Control sin sobresaltos

Sea cual sea la manera, el resultado es que Telefónica Móviles se hará con las diez filiales latinoamericanas de Bellsouth sin minoritarios, lo que le garantiza un control sin sobresaltos accionariales.

Por ahora, ya tiene ocho en cartera, porque ayer, como adelantó este periódico, anunció la adquisición en bloque de las filiales de Venezuela, Colombia, Perú, Uruguay y Nicaragua, que se suman a las ya compradas de Ecuador, Panamá y Guatemala.

Este bloque incluye la joya de la corona de los activos a adquirir, la compañía venezolana, y la segunda de la lista, Colombia. Por el conjunto de las cinco ha desembolsado un valor empresa de 2.665 millones de dólares -unos 2.090 millones de euros-.

La más cara del lote ha sido Venezuela, valorada en 1.195 millones de dólares. Sin embargo, el pago efectuado por Telefónica Móviles ha tenido que superar esta cifra, puesto que es una de las pocas filiales de Bellsouth que tiene tesorería en su caja. El desembolso efectivo sube, pero se compensa cuando Móviles asume la compañía y consolida la tesorería. Lo mismo sucede con la deuda de estas empresas, que se descuenta del precio a pagar, pero se suma inmediatamente al integrarse en las cuentas.

Las cinco operadoras adquiridas ayer acumulan unos ingresos de 1.365 millones de dólares y un Ebitda de 485 millones en los tres primeros trimestres del año. Desde ayer, Telefónica Móviles es la operadora líder del mercado venezolano, con 3,9 millones de clientes, y la segunda de Colombia, con 2,64 millones, en lo que supone la entrada de la operadora española en ambos países. También es nueva su presencia en Nicaragua y Uruguay, donde será primera y segunda, respectivamente. En Perú ya tenía una operadora, que fusionará con la de Bellsouth y sumará 2,7 millones de clientes.

Las dos compras en bloque que Móviles ha cerrado hasta la fecha -ocho operadoras- suponen un desembolso de 4.330 millones de dólares. Puesto que el precio global de la compra de las diez filiales es de 5.850 millones, quedan 1.520 millones para las dos últimas, Argentina y Chile.