Deuda

La deuda de las familias alcanza los 555.500 millones y supera el 70% del PIB

El endeudamiento de las familias españolas marcó un nuevo máximo histórico en el segundo trimestre de 2004 al situarse en 555.514 millones de euros, lo que supone un incremento del 17,9% en relación al mismo periodo del ejercicio anterior, según los datos difundidos por el Banco de España. Esta cantidad es, además, equivalente al 72,3% del PIB español.

De esta manera, se mantiene la aceleración de la deuda de los hogares, debido fundamentalmente a la bajada de tipos de interés, a la subida del precio de la vivienda, y al crecimiento de la renta disponible.

Y es que en el primer trimestre del año el ritmo de crecimiento del endeudamiento era del 17%, un punto inferior. No obstante, la riqueza financiera neta de las familias aumentó un 6,9% hasta alcanzar los 750.078 millones, sobre todo por la recuperación de los activos en acciones y participaciones en fondos de inversión.

La deuda financiera de las familias creció en especial por el incremento de los préstamos a largo plazo (que aumentaron un 20,3% más que en 2003), hasta situarse en 460.253 millones.

Asimismo, los préstamos a corto plazo aumentaron un 13,1%, hasta 29.867 millones, mientras que los créditos comerciales y anticipos sumaron 41.822 millones (un 7,5% más) y el resto de cuentas pendientes de pago llegó a 23.572 millones (un 1,2% más). Por su parte, los activos financieros de las familias españolas se incrementaron un 11,3% en el segundo trimestre de 2004 respecto al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar los 1,30 billones de euros.

Esta recuperación de los activos se debió fundamentalmente a la mejora en acciones y participaciones en fondos de inversión, que se situaron en 492.445 millones (un 15,5% más que en el segundo trimestre de 2003). Igualmente, tanto el dinero en efectivo y depósitos en manos de las familias como las reservas técnicas de seguro (seguros de vida y para siniestros, y fondos de pensiones) aumentaron un 8% y un 8,9%, alcanzando los 529.541 millones y 197.387 millones, respectivamente.

Como resultado de la recuperación de los activos, la riqueza financiera neta de las familias aumentó un 6,9% en el segundo trimestre de este año respecto a igual periodo de 2003, situándose en 750.078 millones. La tasa de ahorro mostró una tendencia descendente durante la segunda parte de la década, que llevó a un mínimo ligeramente superior al 9% de la renta bruta disponible durante 2001, cuando inició una leve recuperación.

Nivel europeo

En la última década, el endeudamiento de las familias en relación a su renta bruta disponible se ha duplicado, pasando del 45% en los noventa hasta el 90% en 2003. Así, los hogares españoles han alcanzado los niveles europeos y se mantienen por debajo de los de EE UU y Reino Unido.