Adquisición

Galp ultima la compra de la red de Shell en España

La distribuidora de combustibles lusa Galp Energía ultima los detalles para la compra de la red de Shell en España, según informa en su edición de hoy Diario de Noticias, que añade que se espera acabar las negociaciones a principios de septiembre.

Fuentes oficiales de la compañía se han limitado a comentar sobre esta cuestión que "el proceso avanza con normalidad". Pero el mismo periódico señala que las dificultades que restan por resolver se refieren al precio de la operación y que existe la posibilidad de que quede fuera del acuerdo la red minorista del archipiélago canario, que podría pasar a manos de Cepsa.

Ayer miércoles se anunció un retraso de la asamblea general de Galp Energía, que fuentes de la empresa relacionaron con el estudio en marcha de la Unión Europea sobre una transferencia de activos de la distribuidora petrolífera a Electricidade de Portugal (EDP).

Pero fuentes del sector creen que el retraso puede estar también relacionado con las negociaciones del acuerdo para la compra de la red española de Shell. Las mismas fuentes han revelado que Galp Energía puede haber ofrecido entre 375 y 410 millones de euros por la mencionada red, dependiendo de los activos que se vean afectados por la operación.

Venta de participación en CLH

Además, la petrolera anglo-holandesa ha confirmado que pretende vender también su participación del 5% en la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), propietaria de los oleoductos españoles. Para Shell la decisión es "lógica" ya que su participación en CLH "está vinculada" al negocio de las estaciones de servicio, del que va a desprenderse.

En la actualidad, el capital de CLH está repartido entre Repsol YPF, la canadiense Enbridge (cada una con un 25%), Cepsa (15%), la omaní Oman Oil (10%), las británicas BP y Shell, la portuguesa Galp, la canaria DISA y la sociedad de Singapur China Aviation (cada una con un 5%).