Cada día un análisis

Señales positivas de los fondos emergentes

Los 60 fondos de renta variable emergente global que están autorizados para la venta en España acumulan en 2004 una rentabilidad media de 16,5% (54,56% para los 12 últimos meses). En tres años, en cambio, el rendimiento medio anual compuesto no ha sido tan atractivo y se limita a 5,84%, aunque si se consideran las dificultades por las que pasaron las Bolsas en dos de esos tres años, resulta más que llamativo el que sólo dos fondos de esta categoría estén en pérdidas para ese periodo.

No es extraño que este tipo de fondos acumule rentabilidades atractivas en el año pues, aunque se han producido diferencias de comportamiento en mercados que inicialmente podría haberse pensado que se iban a mover en paralelo, la mayor parte de los emergentes han tenido una evolución muy positiva: desde Rusia, apoyándose en el incremento del precio del petróleo, hasta China, donde el fervor por la renta variable ha propiciado el que sus autoridades hayan autorizado la apertura de un segundo mercado para que las empresas jóvenes puedan captar recursos. Algo que, si la experiencia pasada puede servir de guía, casi es un síntoma de que se producirá un recorte de precios.

Bajo la denominación de mercados emergentes se agitan comportamientos dispares. Indonesia acaba de pasar por la prueba de unas elecciones presidenciales muy complicadas que provocaron el que su Bolsa cayera.