Bolsa

El Ibex regresa al entorno de los 8.230, tras reducir al 0,46% su avance semanal

El Ibex ha desandado el gran trecho que avanzó esta semana, tras hacerse ayer con el tercer máximo anual consecutivo y conquistar los 8.300 puntos. Sin embargo, sus pesos pesados se han visto arrastrados por el torbellino de presunta corrupción que sopla desde Brasil, reforzado por los vientos bajistas de Wall Street y el desplome de Telefónica Móviles, a raíz de una rebaja en sus previsiones.

El Ibex 35 ha caído hoy un 1,23%, que lo ha hecho retroceder hasta los 8.237,80 puntos, prácticamente el nivel que marcaba el lunes, cuando inició su carrera ascendente que lo llevó a un tercer récord anual seguido, por encima de los 8.300. De este modo, su acumulado en la semana se ha reducido al 0,46%.

A la recogida de beneficios se sumó, esta mañana, el desaliento ante el severo descenso registrado ayer por el Ibovespa brasileño, del 4,8%. El país carioca no cesa de recibir informaciones sobre la presunta financiación ilegal de la campaña electoral del presidente Lula, hace algo más de un año, a cargo de la mafia. El escándalo, que ya costó el cargo al subjefe de Asuntos Parlamentarios de la Presidencia de ese país, Waldomiro Diniz, también castiga a los valores del mercado español con intereses en ese país.

De hecho, hoy los grandes del selectivo español, como Telefónica, han registrado fuertes caídas. Del 2,16% para la operadora, mientras los dos gigantes de la banca, SCH y BBVA, del 1,27 y el 1,43%, respectivamente. El Santander pasa también momentos difíciles, tras negarle ayer la Audiencia la petición que formuló junto a la Fiscalía solicitando cerrar la causa contra su presidente, Emilio Botín, y como contra Amusátegui y Corcóstegui, ex co-presidente y ex vicepresidente de la entidad, respectivamente. La principal entidad financiera de España ha anunciado hoy, por otra parte, la compra de la Sociedad Financiera Polaca (PTF) por 33 millones de euros.

IBEX 35 9.486,30 0,41%
I.G.B. MADRID 960,51 0,49%

La filial de Móviles de Telefónica cayó un 3,76%, el mayor retroceso de la cesta, tras presentar sus previsiones en una conferencia ante analistas. El valor ha perdido la cota psicológica de los 9 euros, tras concretar sus ambiciosos planes para el año en un incremento del Ebitda del entorno del 7% y del 13% en el capítulo los ingresos, lo que implicaría una caída de márgenes que no estaba en las previsiones iniciales. La compañía ha confirmado también que ha puesto una demanda ante Bruselas contra la posición del gobierno italiano concerniente a su inversión para la compra de una licencia UMTS en este país, tal y como adelanta hoy Cinco Días.

En Wall Street, el parqué digiere con pesimismo el inesperado aumento de la inflación en enero del 0,5%, que hace temer una posible alza de los tipos de interés. Las pérdidas, subrayadas por el efecto que sobre los índices estadounidenses ha tenido el vencimiento de opciones y futuros, se han contagiado a toda Europa. En Francfort, el Dax cerró la sesión con un descenso del 1,65%, seguido de Londres, que se dejó un 0,01% o el CAC 40, que retrocedió en París un 0,69%.