EE UU

La UE lamenta la imposición de policías en los vuelos a EE UU

Técnicos de aviación civil de los 25 países de la UE (los 15 socios actuales y los 10 que se incorporan el próximo 1 de mayo) se reunieron ayer en Bruselas, a iniciativa de la Comisión Europea, para coordinar su respuesta ante las exigencias unilaterales de EE UU para incrementar la seguridad en los vuelos transatlánticos.

La mayoría de los países comprenden la inquietud de Washington, pero rechazan las reacciones maximalistas ante supuestas amenazas y, en concreto, la obligación de que agentes de seguridad armados se sumen de incógnito al pasaje en ciertos vuelos con destino a EE UU.

Suecia, Dinamarca, Finlandia y Portugal expresaron durante la reunión su absoluto rechazo a esa medida, según comentaron tras el encuentro fuentes de la Comisión. Francia y Reino Unido son los países más resignados a acatar la imposición de EE UU, mientras que España se encuadra en el grupo dispuesto a extremar las medidas de seguridad previas al embarque.

Por otra parte, la Comisión Europea aprobó ayer una lista común para todas las líneas aéreas de objetos que los pasajeros no podrán llevar consigo en la cabina del avión. Ligeros de equipaje, al menos del de mano, deberán ir los pasajeros de avión en Europa cuando entre en vigor el reglamento aprobado. El listado incluye obviedades como rifles, hachas y granadas, pero también artilugios en apariencia más inofensivos como los remos de kayak o la caña de pescar. Los palos de golf o de hockey, tampoco estarán permitidos.