Hipotecas

Antes de firmar las escrituras

Historias sobre la picaresca que rodea la compra de una vivienda son por todos conocidas. Cooperativas o promotoras que han dejado sin casa y sin dinero a sus clientes, personas que una vez firmadas las escrituras se encuentran con que la casa que ellos creían perfecta ha dejado de serlo. Y así un largo etcétera.

Cuando se adquiere una vivienda nueva o de segunda mano, toda comprobación previa es poca.

En el caso de la compra sobre plano, la primera consigna cuando se entregan cantidades a cuenta de la vivienda futura -lo que se conoce por señal o reserva- es exigir la presentación de un aval. 'Este documento, que debe estar emitido por el banco, registrado e intervenido firmado por un notario, obliga al promotor, en caso de incumplimiento del contrato, a la devolución de la cantidad entregada, incluyendo los intereses legales', explica José Martín, del bufete Albiñana y Suárez de Lezo.

Además, y si el comprador lo requiere, el promotor debe ofrecer información relativa a su empresa o razón social, domicilio y sus datos de inscripción en el Registro Mercantil; los planos de emplazamiento de la vivienda; los datos relativos a la superficie útil del edificio, así como la información relativa a los servicios y suministros y las zonas comunes. Además, el comprador puede tener acceso a las copias de las licencias precisas para la construcción y ocupación de las viviendas y los estatutos de la comunidad. Otro punto fundamental, según los expertos, es conocer desde el principio el precio total de la vivienda y la forma de pago.

Cuando se trata de una vivienda de segunda mano, las comprobaciones difieren. En este caso, la señal que se entrega al vendedor se realiza mediante un contrato de arras por el que, según el Código Civil, se estipula que si el comprador incumple su compromiso de hacer efectivo el resto del precio, se quedará sin esta señal y, al contrario, el vendedor deberá devolvérsela a la otra parte multiplicada por dos. Antes de realizar el depósito, los expertos recomiendan comprobar la titularidad de la casa en el Registro de la Propiedad y la información registral de la finca.

Según Martín, existen además comprobaciones que pueden librarnos de algunos disgustos. Un ejemplo de ello son las derramas que pueden pesar sobre el edificio. 'Para evitar sorpresas, el presidente de la comunidad de vecinos puede redactar un documento en el que se especifique que no están pendientes de pago derramas extraordinarias'.

El estado físico de la vivienda es otro de los puntos fundamentales. Los expertos recomiendan comprobar las calidades de la misma, tanto si se trata de viviendas nuevas como si son de segunda mano. Si es posible, asistidos de un profesional, como un aparejador o arquitecto.

Los índices hipotecarios repuntan

Alzas del mibor y el euribor

Los principales índices del mercado hipotecario, el mibor y el euribor, volvieron a registrar ascensos en octubre. El aumento, de 0,036 puntos en el mibor, hasta el 2,299%, y de 0,036 en el euribor, hasta el 2,303%, no supondrá un encarecimiento de la cuota respecto al año anterior para aquellos que revisen su préstamo con los niveles de este mes. Al contrario. Las cuotas siguen abaratándose y los hipotecados que tengan su préstamo ligado a estos índices se beneficiarán de un descenso en su factura mensual de alrededor de 0,8 puntos en ambos casos. A tenor del comportamiento que han registrado todos los indicadores del mercado hipotecario en octubre y la paulatina subida diaria que vienen experimentando estos índices en lo que va de mes todo indica que en los próximos meses continuará esta tendencia alcista.

Primera subida de los sintéticos

Tras 14 meses de descensos, los índices de bancos, cajas y el del conjunto de entidades han experimentado una subida en octubre. El índice de los bancos ha subido 0,008 puntos, hasta el 3,343%; el de las cajas, 0,014 puntos, hasta el 3,532%, y el del conjunto de entidades, 0,014 puntos, hasta situarse en el 3,442%. Es cierto que el ascenso no ha sido muy importante pero también es cierto que aunque continúan las revisiones a la baja en los tres casos, éstas se recortan respecto a las de meses anteriores. Aquellos que tienen su hipoteca ligada al indicador de los bancos experimentarán un abaratamiento de su cuota de 1,12 puntos, mientras que los préstamos que dependan de la evolución del índice de las cajas y del conjunto de entidades registrarán una rebaja de 1,28 y 1,25 puntos, respectivamente.

La Ceca y la deuda pública

La deuda pública ha seguido los pasos de los índices que han experimentado ascensos. No así el índice de la Ceca, que se ha convertido en la excepción de la tendencia alcista, al bajar 0,125 puntos, hasta situarse en el 4,875%. Tras dos meses consecutivos en el nivel del 5%, el índice ha vuelto a ceder posiciones. El rendimiento interno de la deuda pública ha subido 0,019 puntos, hasta el 2,822%.