Industria musical

EMI asegura que la negociación sobre Warner Music se encuentra ¢en un estado avanzado¢

La británica EMI ha tratado salir al paso de la oferta lanzada por dos inversores privados sobre Warner Music al asegurar que las negociaciones para hacerse con la discográfica del Grupo Time Warner ¢progresan bien¢ y se encuentran ¢en un estado avanzado¢.

El antiguo propietario de Universal, Edgar Bronfman Jr., y el magnate de los programas infantiles Haim Saban lanzaron ayer una oferta de 2.500 millones sobre la totalidad de la discográfica de Warner y la editorial Warner Chapell. Esta puja superaría lo que se conoce de la negociación de EMI, que pagaría 1.000 millones por la mayoría de la casa de discos, sin incluir la publicación de libros.

¢El 22 de septiembre anunciamos que EMI había comenzado negociaciones no exclusivas con Time Warner sobre una posible transacción sobre la división discográfica del Grupo Warner Music. Dicha negociación ha progresado bien y se encuentran en un estado avanzado¢, dice el comunicado, que concluye: ¢Tan pronto como podamos ofreceremos más detallas. Sería inapropiado decir nada más en este momento¢.

El presidente de EMI, Eric Nicoli, también ha querido tranquilizar sobre un posible veto de la fusión por parte de las autoridades de la competencia al asegurar que su grupo no habría puesto sobre la mesa la oferta por Warner Music si no hubiera visto buenas perspectivas de la autoridad regulatoria.

Previsión de nuevas caídas

Esta operación de concentración tiene un valor estratégico de gran trascendencia después de las fusiones de BMG y Sony y de Universal y Dreamworks. Crear empresas más grandes, con más ingresos y con mejor posición en el mercado es para muchos la mejor salida a la crisis que acucia al sector, muy debilitado por la estrepitosa caída de las ventas por la piratería, las descargas ilegales por Internet y la falta de grandes nombres y proyectos en las listas de novedades. De hecho, EMI ha señalado hoy que espera una caída del 5% al 8% en las ventas a nivel mundial hasta marzo de 2004.

EMI ha publicado este comunicado a propósito de la presentación de sus resultados del primer semestre fiscal. La compañía ha presentado unos beneficios antes de impuestos de 56,2 millones de euros, frente a los 60,2 millones del mismo periodo del año anterior y muy por encima de los 33,8 millones que estimaba el consenso de los analistas. EMI prevé aún una caída de 5-8% en la industria musical mundial.