Nueva York

Los temores de nuevos ataques terroristas lastran a Wall Street

Las bolsas de Nueva York cerraron con pérdidas al igual que las demás bolsas internacionales. Las fuertes caídas en Tokio, la subida imparable del euro y el temor a nuevos ataques terroristas lastraron la confianza de los inversores.

Así, el Dow Jones marcó una baja de 57,85 puntos, o un 0,59%, y se situó en los 9.710,83 puntos, tras haber bajado 69,26 puntos el viernes. El Nasdaq por su parte bajó hoy 20,65 puntos, equivalentes a 1,07%, y pasaba a los 1.909,61 enteros, después de perder la sesión anterior un 1,89%.

En clave económica, se anunció que el déficit del Gobierno de Estados Unidos fue de 69.500 millones de dólares en octubre pasado, el primer mes del año fiscal. Los ingresos alcanzaron 135.800 millones de dólares, con un aumento del 9,1% respecto a octubre del año anterior, mientras que los gastos llegaron a 205.400 millones, con un incremento de casi el 15%.

DOW JONES 29.969,52 0,29%
NASDAQ 100 12.467,13 0,09%

El déficit fiscal del mes pasado fue 15.500 millones superior a los 54.000 millones de octubre de 2002, según las cifras del Tesoro. Los datos señalan que el Gobierno de Estados Unidos registró en el año fiscal 2003, que cerró el 30 de septiembre, un déficit récord de 374.300 millones de dólares, con un ligerísimo incremento sobre los 374.200 millones anunciados provisionalmente.

Asimismo, se publicó que los inventarios de las empresas estadounidenses aumentaron sorpresivamente un 0,3% en septiembre por una acumulación de automóvles en los concesionarios a un ritmo más rápido desde febrero. Los analistas encuestados por Reuters habían previsto que los inventarios de las compañías permanecerían sin cambios con respecto a agosto, cuando hubo una reducción de 0,4%. El de septiembre fue el mayor aumento en conjunto de los inventarios minoristas desde que en marzo se incrementaron también un 0,3%.

Junto a los ya habituales ataques contra las fuerzas de los EEUU y sus aliados en Irak, este fin de semana la violencia se extendió a Turquía, con los ataques con bombas contra dos sinagogas de la ciudad de Estambul, que provocaron la muerte de 23 personas. El domingo, en un mensaje enviado a una periódico árabe editado en Londres, el grupo terrorista Al Qaida se atribuyó el atentado, al tiempo que advirtió sobre nuevos ataques contra los EEUU, Gran Bretaña, Italia, Australia y Japón.

Esta amenaza hizo que la bolsa japonesa se hundiera con fuerza hoy, lo que hizo que su principal indicador cayera más de un 3,75%, baja que afectaban también el rendimiento de las bolsas en Europa y EEUU. A estos factores geopolíticos se sumaban en la mañana de hoy la toma de beneficios y una serie de ventas programadas para disminuir las posiciones antes del cierre del año.

El pasado viernes, Wall Street cerró con bajas y terminó la semana con descensos, después de que una serie de resultados empresariales decepcionantes e indicadores económicos mixtos ofrecieran a los inversores pocas garantías de que el repunte económico estadounidense esté cobrando impulso.