Previsiones

El Gobierno continuará en 2004 reduciendo el peso de la deuda pública sobre el PIB, según Montoro

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha señalado hoy que el Gobierno continuará en 2004 con su política de reducción del peso de la deuda pública sobre el Producto Interior Bruto (PIB), recorte que alcanzará "al menos un 1% del PIB".

En unas jornadas sobre las emisiones de bonos en el sector público, organizadas por el mercado de renta fija AIAF, Montoro ha explicado que las emisiones de deuda pública se mantendrán por debajo del crecimiento económico español, "para que podamos seguir invirtiendo y liberando a las generaciones futuras de las consecuencias de esa inversión en términos de una bajada de la carga de intereses".

"Estamos haciendo compatible la política de déficit cero con una elevada inversión pública, que es una de las causas del crecimiento español en relación con lo que están haciendo otros países de la Unión Europea", ha añadido. El equilibrio presupuestario y las finanzas públicas saneadas son la mejor base para promover una inversión pública alta que consigue un nivel suficiente de financiación a través de la deuda pública, ha apuntado. La evolución de la economía mundial se ha detenido, pero no así la española, que se encuentra "inmersa en uno de los ciclos alcistas más largos de la historia", ha destacado el ministro.

Mayor crecimiento del PIB en 2003

Por otro lado, hoy la revista The Economist ha elevado una décima el crecimiento previsto este año para España, situándolo en el 2,2%, mientras que ha rebajado en la misma medida el estimado para el conjunto de la eurozona, que queda en el 0,4%.

En su última revisión mensual del cuadro macroeconómico para las quince mayores potencias económicas, correspondiente al mes de noviembre, "The Economist" coloca a Estados Unidos como el país de más rápido crecimiento (2,8%), seguido de Australia (2,6%), Japón (2,6%) y España (2,2%). Entre los grandes países de la Eurozona, Alemania tendrá un crecimiento cero, Francia de sólo un 0,2% e Italia del 0,4%. El peor resultado es el esperado en Holanda, país que registrará una recesión con crecimiento negativo del -0,6%.