Valoración

Fitch da su máxima calificación a la deuda pública española a largo plazo

La agencia internacional de medición de riesgo Fitch ha elevado hoy hasta ¢AAA¢ la calificación de divisa local y extranjera a largo plazo de España, cuya perspectiva económica sigue ¢estable¢. En un comunicado divulgado desde su sede en Londres, Ficth señala también que ha confirmado la calificación ¢F1+¢ de divisa extranjera a corto plazo del país.

La ¢prudente¢ política fiscal de España ¢es la clave de la decisión de mejorar¢ la calificación de divisas, explica la nota. ¢Desde 2001, el presupuesto ha estado cerca del equilibrio o un ligero superávit y eso, con un crecimiento económico respetable y unos bajos tipos de interés, ha provocado una caída rápida y sostenida de la deuda del Estado respecto al producto interior bruto (PIB)¢, apunta la nota.

Con esta subida la deuda española disfruta de la máxima calificación crediticia otorgada por las más importantes agencias internacionales, Fitch y Moody´s, y está a un paso de recibir también la máxima calificación de Standard and Poor´s, que recientemente posicionó en perspectiva positiva la deuda española.

España, mejor que Francia y Alemania

A juicio de la agencia, esta actuación ¢contrasta¢ con los resultados de otros países con calificación ¢AAA¢, como Francia y Alemania, en los que se ha producido un aumento de la deuda en comparación con el PIB. Ficth no espera ¢ningún cambio en la política fiscal rigurosa¢ del Gobierno español tras las elecciones generales que se celebrarán en el país el próximo mes de marzo. Además, la agencia vaticina que el nuevo Ejecutivo que salga de los comicios ¢supervisará mayores reducciones en el peso de la deuda, que se prevé que caiga un 45% respecto al PIB en 2005¢.

La concesión de una calificación ¢AAA¢ también refleja la confianza de Fitch en que ¢continuará la convergencia real¢ de España con los países de la zona euro. Según la agencia internacional, el PIB per cápita español todavía continúa ¢por debajo de la media europea, si bien ha aumentado rápidamente en los últimos años, acortándose esa diferencia¢. Asimismo, Fitch admite que España ha logrado ¢importantes avances¢ en la reforma estructural de algunos mercados, como el laboral, si bien ¢queda mucho por hacer¢. En los referente al sector financiero, España ha mostrado un comportamiento ¢digno de elogio¢ y, por ejemplo, ha soportado ¢bien¢ la crisis de Latinoamérica. Sobre la reforma de las pensiones, Fitch cree que el Estado español ¢aún tiene que hacer bastante¢, aunque sus índices demográficos empeorarán más tarde que en otros países europeos, por lo que ¢dispone de más tiempo para afrontar el problema¢.