Ciudad empresarial

Botín ya tiene su ciudad en Madrid

Es un sueño hecho realidad. Emilio Botín ya tiene su ciudad, como es lógico, financiera. El lugar elegido: el municipio madrileño de Boadilla del Monte. 'Nos hubiera gustado construir la ciudad en la capital, Madrid, pero era imposible, no había tanto suelo libre para construir un complejo de estas características', bromea José Luis Contreras Ortiz, director de área adjunto responsable de finalizar este proyecto.

En este pueblo de las cercanías de Madrid se está construyendo lo que será el primer complejo urbanístico español de oficinas de una misma empresa. En él trabajarán los 5.500 trabajadores de los servicios centrales del banco repartidos ahora en más de 23 edificios en distintas zonas de Madrid. A esta población fija de trabajadores el Santander calcula que hay que añadirse una población flotante de 7.200 personas entre visitantes, empleados ajenos al banco, pero que realizarán su jornada laboral en las distintas instalaciones de la ciudad financiera, niños (habrá una guardería con capacidad para 400 niños) o simplemente los familiares o empleados que recogerán a estos pequeños.

En la capital madrileña sólo permanecerán en su actual ubicación los empleados de la red comercial.

SANTANDER 2,67 -0,78%

'Es el primer complejo de estas características que se construye en España. Internacionalmente son conocidos los de Bouygues en Francia, Fiat en Italia o los de First Fidelity, IBM o General Motors en Estados Unidos', señala con orgullo Contreras. Nueve edificios de oficinas, con una superficie total de casi 140.000 metros cuadrados, a los que se suma una serie de instalaciones complementarias, que ocupan otros 81.000 metros cuadrados conforman la denominada Ciudad Grupo Santander.

'Los primeros edificios de oficinas estarán terminados antes de que finalice el año, y en enero comenzarán los traslados, hasta culminar su total ocupación el próximo mes de junio. La construcción de las oficinas se habrá concluido en un tiempo récord de dos años', recuerda Contreras.

No en vano, en esta faraónica obra 'hay días en los que trabajan más de 3.700 empleados en la obra. Todos en turnos de día, ya que por cuestiones de seguridad hemos eliminado los turnos de noche', afirma Contreras.

La inversión realizada por el banco en este complejo -sólo en la construcción- es de 480 millones, financiada en su totalidad con las ventas de otros edificios en Madrid por 800 millones de euros, enajenaciones que han generado unas plusvalías de 356 millones. Además, el ahorro en alquileres en Madrid por parte del banco asciende a 21 millones al año. A esta inversión hay que sumar otros 100 millones de euros correspondientes a los gastos en tecnología, una de las grandes apuestas de este proyecto.