Aeronáutica

Boeing presenta su estrategia para salir de "tres años de estancamiento" en el sector

La industria aeronáutica ha perdido tres años de crecimiento, y se encuentra ahora a los niveles que tenía en el 2000, por lo que los fabricantes deben volver a las previsiones que tenían en esa fecha, aseguró hoy Randolph Baseler, vicepresidente de Márketing de Boeing.

En una rueda de prensa, Baseler destacó que "hemos atravesado uno de los peores ciclos económicos de los últimos tiempos, lo que unido al efecto del 11-S ha producido un estancamiento en la industria aeronáutica con cifras de suministros a niveles del año 2000".

El directivo también aludió a la competencia, Airbus, al confesar que "el momento ha obligado" a reestructuraciones y alianzas que han reducido su capacidad de maniobra.

Menos entregas

A juicio de Baseler, las líneas aéreas han ajustado su oferta a la en función de la demanda, "lo que ha contribuido a que sea menor la entrega de aviones nuevos". Para el presente año, Boeing tiene prevista la entrega de 208 aviones, que ascenderán a entre 275 y 280 en 2004, lejos de los más de 300 que tiene previstos Airbus.

Para los próximos 20 años, el estudio aportado por Baseler prevé que se duplique "prácticamente" el número de aviones, hasta unos 33.999 para 2022, y "como se puede considerar que unos 5.889 aviones van a ser retirados por viejos, la realidad indica que van a necesitarse 24.300 nuevos".

En cuanto a la "guerra" de los fabricantes estadounidense y europeo sobre si los aviones han ser de mayor capacidad, como prefieren los europeos, o más rápidos, del gusto de los americanos, el ejecutivo de Boeing indicó que "dependemos de la demanda de los pasajeros, de los consumidores, y ellos prefieren más velocidad, más frecuencias y viajes sin escalas".

Precisamente para atender esta demanda, Boeing está desarrollando el proyecto 7E7, un avión con una capacidad de 200 a 300 plazas, que consume menos combustible que sus competidores (A320) y que tiene más velocidad y menos peso, indicó el representante de la empresa estadounidense. Para el desarrollo de este proyecto se ha hablado, según Baseler, con cincuenta compañías aéreas, "alguna española".

El proyecto prevé tener el primero en 2008 y, según el directivo, en 20 años van a ser precisos 3.000, "aunque no todos de nuestro modelo". Boeing podría sacar en 2006 un 777 de largo alcance y podría desarrollar un 737-900X de más alcance que el clásico 737, tan demandado "por las compañías de bajo coste". También podría fabricar un 747 (747-400 ER), bautizado como "avanzado", que se destinaría para aquellas compañías que quieren más capacidad.