Balance

El crédito hipotecario se modera ligeramente aunque crece un 22,9% hasta agosto

El volumen de crédito hipotecario gestionado por las entidades financieras ascendió hasta agosto a 434.171 millones de euros, lo que supone un incremento del 22,9% en relación al mismo periodo del año pasado y refleja una ligera moderación frente al aumento del 23,1% de julio, que resultó la tasa más expansiva del ejercicio.

Hasta la leve inflexión de agosto, el crédito hipotecario había experimentado una paulatina aceleración mes tras mes, convirtiendo el incremento del 20,8% con que finalizó 2002 en un avance del 23,1% el pasado mes de julio, según datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

Sin embargo, en lugar de reducir la deuda con los bancos y cajas, los clientes adeudaron 3.533 millones de euros más a las entidades financieras a lo largo de agosto, lo que supuso incrementar la factura de hipotecarios un 0,8% en solo un mes. En los ocho primeros meses del año, los bancos y cajas han concedido 57.158 millones de euros más para financiar la compra de viviendas, lo que implica un incremento del 15,2% del saldo pendiente de amortizar en hipotecarios que había al cierre de 2002.

Si se excluyen los préstamos titulizados, el saldo creció un 21,2% hasta agosto, al pasar de 336.427 millones a 407.704 millones de euros. Las cajas mantuvieron el liderazgo del sector en términos de volumen, con hipotecarios por valor de 221.030 millones de euros, con un aumento del 20,9% respecto a los 182.889 millones que tenían en cartera doce meses antes.

Los bancos contaban con 158.622 millones de euros, un 22,4% más, mientras que las cooperativas de crédito lo aumentaron un 21,2%, hasta 25.074 millones de euros. El resto de entidades financieras redujeron, en cambio, su cartera de hipotecarios un 9,6%, desde 3.294 millones hasta 2.977 millones de euros.

Tipos historicamente bajos

El vicepresidente primero y ministro de Economía, Rodrigo Rato, pidió hoy a familias y empresas que tengan en cuenta a la hora de endeudarse por largos periodos que los tipos de interés, ahora en un 2%, están en un momento históricamente bajo .

"No hay que dramatizar sobre esa cuestión, pero hay que tenerlo en cuenta", dijo en rueda de prensa al término de la reunión del Ecofin. Según explicó, "estamos en un momento especialmente bajo de los tipos de interés desde el punto de vista histórico y económico, por lo que los ciudadanos y las empresas deben ser conscientes de que la evolución de los tipos no siempre es estática y no siempre hacia abajo".

"España, que tiene una política presupuestaria sin déficit público, se beneficiará de bajos tipos de interés, pero eso no nos puede llevar a pensar que el Euribor, por ejemplo, no oscile en los movimientos que ya hemos visto en los últimos años". Este indicador, que ahora está aproximadamente en el 2,30%, puede "evolucionar a cifras como las de hace año y medio, cuando estaba en un 4%", añadió.

"Para nada hay que pensar que si se mantiene la actual política presupuestaria España volverá a tener tipos de interés como los que tuvo en el pasado, del 8 ó 9 por ciento. Ahora bien, creo que en ese sentido las familias y las empresas deben hacer sus cálculos de pagos de sus créditos teniendo en cuenta que hoy tenemos unos tipos de interés históricamente muy bajos. Hay que tenerlo en cuenta para endeudamientos en los que hay que estar pagando una mensualidad durante 10, 12 ó 15 años", manifestó.

"Por eso", dijo Rato, "éste es un buen momento para sanear deudas, no para contraer nuevas".