Fiscalidad

Los músicos europeos piden un recorte del IVA sobre los CD para salvar a la industria

El compositor Jean-Michel Jarre y el cantante Helmut Loti han reunido a los ejecutivos de la industria musical para poner en común las quejas que presentarán ante los legisladores comunitarios, sobre la carga impositiva en las ventas de discos compactos, informa Reuters.

La legislación aplicable en la Unión Europea permite rebajar los impuestos que gravan a los productos culturales, como libros o entradas de cine, pero no a las grabaciones de audio. Precisamente hoy, el Ecofin reunido en Luxemburgo ha aprobado una nueva normativa de aplicación del IVA sobre la electricidad y el gas.

El que pesa sobre la música es "escandaloso", denunció Jarre, el famoso autor galo de música electrónica, poseedor de un disco de platino. En su opinión, "existe una discriminación entre la música y cualquier otra forma de expresión". Lo malo, añade, "es que se trata de una cuestión de vida o muerte para el negocio". "La música es cultura, ¡Hasta la mía!", intervino Loti, para quien mantener el IVA en los niveles actuales sería una "terrible decisión".

El Impuesto sobre Valor Añadido que pesa sobre la música en la Unión es de un promedio del 20%, según Jarre, mientras que sólo el gravamen es nulo o del 4,5% sobre los libros, el cine o el teatro, aseguró Jarre. Los distribuidores de ocio presentaron en Bruselas una solicitud, acompañada de 140.000 firmas, de rebaja del impuesto que ahoga a la música.

Sin embargo, los más críticos piensan que la medida podría terminar beneficiando a las compañías discográficas, y no a los consumidores, como ocurrió cuando los recortes afectaron a la gastronomía en la restauración, sin que ello redundara en ningún abaratamiento en el menú.

El lunes que viene, los legisladores escucharán las quejas en una reunión especial y recomendarán o no a la Comisión Europea y los distintos Gobiernos de la UE sobre un eventual retoque impositivo.

Los últimas cifras publicadas reflejan la necesidad de tomar decisiones con urgencia. Según un informe hecho público hace unos días por la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI, por sus siglas en inglés) para el primer semestre, las ventas de discos cayeron un 10,7% y los ingresos se redujeron dos décimas más. Todo parece indicar que la piratería y las descargas en la Red están detrás del beneficio cesante.