Bolsa de Madrid

La caída del dólar arrastra a la Bolsa, que baja un 5,73% en septiembre

La Bolsa española, en línea con las europeas, repitió en la sesión de cierre mensual el mismo esquema de los últimos días. Intentó rebotar a primera hora para perder fuelle a continuación y dejarse llevar por la corriente de Wall Street, y sin oponerse, en el periodo de coincidencia operativa, hasta caer un 1,01%. Son jornadas de volatilidad en las que el negocio, no obstante, ha disminuido de manera considerable. Ayer, como cierre de mes, la cifra engordó hasta 2.910,12 millones negociados.

Los expertos coincidían en que el análisis de la jornada resultó complejo por la coincidencia de factores técnicos y fundamentales y alterado por el hecho de ser fin de mes y fin de trimestre, lo que facilita las operaciones de maquillaje de los inversores institucionales.

En cualquier caso fue el pulso del dólar el que marcó el paso a seguir. Antes del mediodía se encaramó a las 1,1677 unidades por euro y a los 110,4 yenes, este último en el nivel más alto de los últimos 36 meses frente a la moneda estadounidense. La intervención que realizó a primera hora del día el Banco del Japón para debilitar al yen frente al dólar no tuvo impacto. 'Es como si la especulación estuviera esperando al Banco de Japón para tomar posiciones', dice un especialista en el mercado de divisas. Luego siguieron más y con mejores resultados disuasorios. Hasta el cierre en Europa, las ventas de dólares y las compras de yenes fueron abundantes. Tras la publicación de los datos macroeconómicos en EE UU, el euro subió hasta 1,1750 dólares. Desde ese nivel comenzó a retroceder, hasta las 1,1667 unidades de cierre, que suponen los máximos desde junio. El yen terminó en 111,16 por dólar.

En el mercado de divisas influyeron las diferentes noticias macroeconómicas publicadas a lo largo del día. Destacó la confianza del consumidor, que baja en septiembre mucho más de lo esperado, hasta el nivel de 76,8 desde el anterior de 81,7. El índice de expectativas baja fuertemente de 94,9 a 88,4. El índice de condiciones actuales baja de 62 a 59,5.

En Europa, las encuestas de confianza elaboradas por Eurostat constatan una mejora en la percepción de las compañías para el futuro. El índice mejora hasta -9 después del -11 y -15 de julio y agosto, pero se mantiene sin cambios en el caso de los consumidores.

Los analistas advierten que la debilidad del dólar puede favorecer a las empresas exportadoras estadounidenses e impulsar las cotizaciones de Wall Street. No obstante, tiene un efecto demoledor para los intereses económicos de una zona euro que no crece.

El estratega Cárpatos aconseja 'vigilar Wall Street, pues eso de que el dólar favorece a las empresas exportadoras es cierto, pero también lo es que los inversores extranjeros pueden perder mucho dinero en esa Bolsa con el efecto devaluación de la moneda en la que están sus inversiones. Lo mismo sucede con la renta fija, que ha vuelto a caer con fuerza. La renta fija puede ser, incluso, más peligrosa que el mercado de aciones '.

Asunto a considerar es, también, el inicio de la temporada de advertencias sobre resultados que se publicará a partir de los próximos días. Destacadas han sido las que ha lanzado Sun Microsystems, con fuerte recorte de las ventas previstas.

El peor mes del año para el índice

No pudo ser. El Ibex, al igual que el resto de los índices europeos, empezó el mes con fuerza, hasta alcanzar máximos. Pero el debilitamiento del dólar, primero, y la recuperación del precio del petróleo, después, han devuelto las Bolsas a los niveles de principios de verano.

El Ibex termina septiembre con una caída del 5,73%, que es la mayor en lo que va de 2003. Las cosas han ido algo peor para las Bolsas francesa y alemana, que concluyen con descensos del 5,32% y del 6,54%, respectivamente. Las dos se han visto seriamente afectadas por la caída del billete verde frente al euro y el yen, ya que tienen grandes compañías exportadoras como las automovilísticas. El Mib-30 y el Footsie, ajeno al fortalecimiento de la moneda única, han recortado un 2,75% y un 1,68% en el mismo periodo.

El Ibex cierra con sólo seis valores al alza, siendo Sacyr Vallehermoso la mejor, con un alza del 5,50%, y la peor Inditex, con un recorte del 18,76%, penalizada otra vez por los resultados.

Estos días los inversores se han movido a golpe de referencias económicas: la reunión de la Fed, que mantuvo los tipos en el 1%, la dimisión del presidente de la Bolsa de Nueva York y las primeras advertencias a peor en los resultados, como las que hicieron Verizon, Viacom y Sun Microsystems. Las referencias empresariales serán claves en octubre.