Bolsa

Las pérdidas de Telefónica colocan al Ibex al borde de los 6.900 puntos

La volatilidad se adueñó hoy del parqué madrileño, que cerró la sesión con un descenso del 0,63%, con lo que su principal indicador, el Ibex 35, se colocó al borde los 6.900 puntos, en una sesión con un alto volumen de negocio. El índice de referencia iniciaba la sesión con las subidas que poblaban las bolsas del continente, y durante buena parte de la mañana rozaba la cota psicológica de los 7.000 puntos, que abandonó hace tres sesiones.

En la apertura, Telefónica sumaba hasta un punto porcentual a su cotización, con los inversores a la expectativa de conocer el porcentaje de su participación en Antena 3 que va a colocar en bolsa. Sin embargo, en el Consejo de la operadora celebrado hoy se ha anunciado la desaparición de Admira, -divisón de medios- y la dimisión del consejero delegado. Los títulos de Telefónica asimilaron mal las noticias, y perdieron un 1,7%.

Además de Telefónica, los grandes bancos cotizaron a la baja, con caídas del 1,7% y 0,43% para BBVA y SCH respectivamente. Otro valor destacado en la sesión es Iberia, cuya participación en la alianza Oneworld se verá reforzada por la decisión ayer de Swiss de sumarse a la alianza de las 'grandes' aerolíneas. Las acciones de la aerolínea han cerrado un 0,55% más caros, mientras los de Amadeus cerraron sin cambios.

IBEX 35 8.290,50 0,00%
I.G.B. MADRID 824,89 0,00%

Encabezando las ganancias se encuentran Sogecable con una subida del 2,73%, seguida de Enagás (+2,26%) y Zeltia, que subió un 1,78% de su precio de cierre de ayer, gracias a nuevos informes favorables sobre su fármaco Yondelis, cuya comercialización fue denegada por la Agencia Europea para la Evaluación de Medicamentos.

El 'efecto divisa' se aplaca

La ligera corrección de la depreciación del dólar que tanto asustó a los mercados el lunes permitió ayer que las bolsas zanjaran el día más tranquilas, tras una jornada de vaivenes y con Japón cerrada, y hoy ese movimiento se ha transformado en alzas.

El dólar, advierten los expertos, recuperará algo del terreno perdido ante el yen, mientras los operadores siguen poniendo a prueba al Banco de Japón para averiguar hasta dónde está dispuesto a tolerar las continuas alzas de la divisa. Calculan que ha empleado hasta julio alrededor de 9 billones de yenes (unos 80.500 millones de dólares) en su intento por frenar las apreciaciones de su divisa, aunque en las últimas semanas -subrayan los analistas- no se ha detectado su presencia.

En este escenario, hoy se conoció el resultado de la reunión de la Organización de Países de Petróleo (OPEP), de recortar en 900.000 barriles de petróleo diarios los límites de producción para 10 de sus miembros, llevando la cuota a 24,5 millones. La medida seguramente llevará a una subida en los costes de la energía de los países importadores. Esta decisión afectó a los mercados, porque fue inesperada.

La Bolsa de París arrojó una pérdida del 0,07% a pesar de la subida del 7,7% de Vivendi Environment después de anunciar que había logrado reducir sus pérdidas en el segundo trimestre hasta los 632 millones de euros, sin que sus divisiones galas de música y televisión hayan contribuido al saldo negativo. El gigante de medios "celebró" la mejora en el balance y perspectivas anuales con subidas. Del otro lado de los Pirineos, se sabrá también la marcha de la junta general de accionistas de Alstom, que votará el plan de rescate. El mercado londinense logró una subida del 0,35%, con avances del 2% de Vodafone y de BT. Por su parte, el parqué de Francfort, que cierra más tarde que el resto de plazas europeas, se dejaba un 0,9% (31,0 puntos), con caídas de más del 2,5% de Commerzbank, HypoVereinsbank y BMW, que establecieron el índice Dax en 3.380,05 enteros.