Petróleo

La desconfianza en el suministro iraquí presiona al alza el precio del 'brent'

El mercado petrolífero considera que Irak será un 'exportador imprevisible' durante unos cuantos meses, debido a los ataques y los sabotajes incesantes contra los oleoductos y las redes de distribución de electricidad, según asegura el Centro de Estudios Globales de la Energía (CGES, en sus siglas en inglés) en su informe mensual.

'La actitud del mercado respecto a las exportaciones iraquíes ha cambiado en estas últimas cuatro semanas. De ahora en adelante, estima que el país va a ser una fuente de aprovisionamiento incierta durante todavía numerosos meses', explicó el CGES. De ahí, que Irak haya pasado de ser considerado un 'exportador inminente' a un 'exportador imprevisible'. A su juicio, la situación sólo puede cambiar si Arabia Saudí aumenta su oferta para compensar la ausencia de barriles iraquíes.

Lo cierto es que los ataques contra oleoductos en Irak no cesan. Durante el fin de semana dos explosiones en el oleoducto que une Irak con Turquía obligaron a cerrar la estratégica ruta de exportación del norte del país. El oleoducto había reanudado el bombeo la semana pasada por primera vez desde que EE UU invadió Irak.

Ingenieros iraquíes y soldados estadounidenses trataban ayer de reparar el oleoducto, pero varios funcionarios apuntaron que las reparaciones durarán al menos dos semanas. El sabotaje reducirá las exportaciones diarias unos 250.000 barriles diarios sobre un total aproximado de 700.000 barriles por día.

Por si las tensiones en Irak no fueran suficiente, ayer se cumplió el tercer día consecutivo de violencia étnica en la ciudad nigeriana de Warri, en el sur del país. Nigeria es el séptimo productor mundial de crudo y exporta gran parte de su producción a EE UU.

Por ello, el precio del petróleo mantiene una clara tendencia alcista, aunque ayer el precio del barril de brent, el de referencia en Europa, para entrega en septiembre subió 4 centavos hasta los 28,8 dólares. El barril de referencia en EE UU, West Texas Intermediate, subía 27 centavos a 31,3 dólares.

La cesta de siete crudos que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) toma como referencia lleva ya 12 días por encima de los 28 dólares. Según el acuerdo del cartel, si supera ese techo más de 20 días, la organización aumentaría automáticamente su producción.