Competencia

Bruselas paraliza la compra de VUP por Lagardère tras los "obstáculos" encontrados

"La Comisión se topa desde hace varias semanas y a pesar de repetidas peticiones, con dificultades para obtener por partede Lagardère ciertas informaciones. En particular datos internos del grupo Lagardere esenciales para el examen de la fusión", afirmó hoy el portavoz del comisario europeo de Competencia, Mario Monti.

El portavoz declinó precisar de qué datos se trata recordando el carácter "confidencial" de la investigación de la fusión. No obstante, desveló que los servicios del Ejecutivo comunitario aguardan la mencionada información desde el 2 de julio y precisó que Lagardère ha ignorado los dos plazos que Bruselas había fijado para que la proporcionase: el 17 de julio y el 25 julio.

Ante la falta de respuesta, la Comisión Europea ha enviado una "demanda formal" reclamando estos "datos esenciales" a la empresa francesa. Este hecho congela provisionalmente el proceso de examen que la Comisión realiza sobre la operación, lo que podría retrasar su decisión final al respecto, fijada hasta ahora para antes del 3 de diciembre de 2003.

Impacto competitivo

Lagardère y VUP son los dos principales grupos de edición de libros de Francia. Su fusión, que tendrá lugar mediante la absorción del segundo por el primero, plantea a Bruselas "graves dudas en cuanto al impacto competitivo de la operación en varios mercados".

El 23 de julio, la Comisión rechazó la demanda de las autoridades francesas de Competencia de hacerse con el examen del expediente, al estimar que los efectos de la fusión sobrepasan las fronteras francesas.

Vivendi abre una ronda decisiva para sus desinversiones en EEUU

Por otra parte, Vivendi Universal, ante la reducción del número de interesados en su imperio de entretenimiento, convocará una decisiva ronda de ofertas estos próximos siete días, según han asegurado hoy fuentes familiarizadas con la operación a Reuters. Enfrascado en la venta de activos estadounidenses, incluido Universal Pictures, el segundo grupo de comunicación intenta aliviar su insoportable deuda. Mantendrá el precio de 12.360 millones para su unidad de estudios de cine, televisión y parques temáticos, según las fuentes, que han recordado las muchas críticas que ha recibido de algunos aspirantes. En lo que está convirtiéndose en una subasta complicada, Vivendi ha perdido a los dos principales interesados: Metro-Goldwyn-Mayer se echó atrás el mes pasado, y Liberty Media, lo hizo también. Queda, como principal favorita, NBC. Las propuestas finales se harán el próximo lunes, dijeron las fuentes.