Energía

Venezuela ofrece a las petroleras cambios en los contratos operativos

Venezuela quiere modificar los contratos bajo los que operan las petroleras privadas, como Repsol YPF. Así lo confirmó ayer el viceministro de Energía, Luis Vierma. Es una opción voluntaria que consiste en canjear las tarifas que cobran por desarrollar actividades de exploración y producción en determinados yacimientos por acciones en una joint venture.

Fuentes de la petrolera estatal, PDVSA, confirmaron ayer a Cinco Días que la propuesta ya ha sido presentada a las empresas y que se está en conversaciones. El artículo 22 de la nueva Ley de Hidrocarburos permite a las operadoras formar empresas mixtas, en las que el Gobierno tendría una participación mínima superior al 50%, para realizar actividades de exploración, extracción, transporte y almacenamiento.

Las petroleras serán así dueñas del petróleo, pero nunca del yacimiento. El artículo tres de la ley aclara que 'los yacimientos (...) pertenecen a la República de Venezuela (...) y son inalienables e imprescriptibles'.

El plan 2003-2008 de PDVSA prevé elevar la capacidad de producción de cuatro a cinco millones de barriles diarios. La inversión estimada es de 43.000 millones de dólares y el Gobierno intenta que el sector privado aporte un 46% de la inversión. En esa política se enmarca la oferta hecha a Qatar para que tome la propiedad del 9% del proyecto de extracción de gas natural Mariscal Sucre. La inversión prevista es de 2.700 millones de dólares. El acuerdo será discutido en la próxima reunión de la OPEP el 31 de julio.