Comparecencia

Duisenberg dice que los Estados están "por detrás del BCE" en las reformas económicas

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Wim Duisenberg, ha descargado a su institución de la responsabilidad de los problemas económicos de la zona euro y la achaca de forma exclusiva al ¢fracaso¢ de los Gobiernos, que ¢están muy por detrás del BCE¢ a la hora de llevar a cabo las reformas estructurales "apremiantes". Para Duisenberg, la política monetaria no puede garantizar por sí sola un crecimiento y una política de empleo "duraderas¢.

Además, el presidente del BCE ha dado a entender que los tipos de interés no sufrirán cambios en la próxima reunión de la institución que preside, al subrayar que las perspectivas de estabilidad de los precios han quedado "globalmente sin cambios" desde la última decisión del 5 de junio.

Duisenberg hizo estas declaraciones en su última comparecencia ante el Parlamento Europeo Ante las dudas expresadas por algunos diputados de que la política económica no es la óptima, dejó claro que políticas monetarias actuales, con unos tipos de interés en torno al 2%, es lo que se considera "apropiado" a la luz de los acontecimientos que el BCE ha previsto a medio plazo.

Teniendo en cuenta estos datos, "la política monetaria ha cumplido su papel para que se reanude el crecimiento económico y el empleo en la zona euro¢. De todas formas, los gobiernos, y aunque parezca un poco duro, están muy por detrás de BCE a la hora de asumir su fracaso de llevar a cabo las reformas estructurales apremiantes para Europa", criticó.

El máximo responsable de la autoridad monetaria ha pedido también a los Estados miembros que se refuerza la referencia al sistema europeo de bancos centrales en la Constitución Europea porque cree que ¢está planteado con cierta ambigüedad¢ y asegura que ¢a veces parece que se refiere a todos los bancos centrales, a veces parece que incluyera tan sólo al BCE y a los bancos centrales participantes¢.