Detención

La policía desmantela en Barcelona un entramado empresarial dedicado a la piratería

La policía ha detenido a 14 directivos o responsables de empresas dedicadas a la distribución de grabadores industriales de vídeos y discos compactos entre bandas especializadas en vender música y películas falsificadas, en la operación policial contra la piratería más importante de las realizadas hasta ahora en Europa.

Según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, la operación se realizó a las 10 horas de ayer en Barcelona, Badalona y Esplugas del Llobregat, donde tienen su sede o almacén siete empresas de distribución masiva de reduplicadoras y de sistemas de software y hardware para vencer las medidas de seguridad de los DVD.

Entre estas empresas destaca Rimax, propiedad del Grupo CD World que, según la policía, es la mayor distribuidora mundial de este tipo de material e importa ilegalmente millones de CD procedentes de Taiwan. Una de cada tres grabadoras intervenidas durante el año pasado en diferentes operaciones policiales habían sido fabricadas por esta empresa, según fuentes policiales.

Durante los registros simultáneos realizados ayer, la policía intervino torres multicopiadoras con un total de 950 grabadoras y cerca de 500.000 CD y DVD vírgenes. Asimismo se incautaron duplicadoras, programas informáticos y material de grabación capaces de hacer 600 copias por minuto y que se ha valorado globalmente hasta el momento en 642.742 euros.

Entre los detenidos figuran diez españoles, un danés, un británico, un sueco y un cubano, según fuentes policiales. La operación se inició a partir de las informaciones obtenidas en otras intervenciones policiales en el ámbito de la fabricación, venta y distribución de CD musicales y DVD ilegales. En colaboración con la Sociedad Fonográfica y Videográfica Española y la Federación Internacional de la Industria Discográfica, la Policía ha recopilado datos que han resultado decisivos para el desarrollo de esta operación.

Estas investigaciones culminaron ayer cuando la Policía entró en las sedes de las empresas Grupo CD World, 34 T, Replicados de CDS, Princewin Network y Ekipsoft Development, situadas en la calle Gomis de Barcelona; en la empresa Dalcre, de la Vía Augusta, también de Barcelona; en el almacén y las oficinas de Rimax y 34T de la calle Monturiol de Badalona (Barcelona), y en la empresa Blinka de la calle Francesc Romeu de Esplugas de Llobregat (Barcelona).