OPA

Barclays se convierte en el sexto banco de España al comprar el Zaragozano

Barclays Bank anunció ayer el acuerdo con los principales accionistas del Banco Zaragozano para realizar una oferta de adquisición al precio de 12,7 euros por título, que supone valorar el banco aragonés en 1.174,75 millones de euros. La opa culmina varios meses de negociaciones intermitentes cruzadas por la sentencia que condenó a prisión por estafa en el caso Urbanor a los anteriores presidentes de la entidad y accionistas mayoritarios, Alberto Alcocer y Alberto Cortina. La operación cierra la puja en la que también estuvieron presentes algunas cajas y da lugar al nacimiento del sexto banco en España por activos, con la pretensión de abrir el abanico del negocio en la banca comercial.

Adjudicado. La puja por el Banco Zaragozano terminó ayer con el anuncio a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de una oferta de adquisición acordada por parte de la filial en España de Barclays, el quinto banco de Europa por capitalización. Tras muchos meses de negociaciones intermitentes, el grupo británico ha accedido a pagar 12,7 euros por acción, lo que supone valorar el banco en 1.174,75 millones de euros.

Este precio convierte al aragonés en uno de los bancos más caros de Europa en términos de PER (relación entre la cotización y el beneficio por acción previsto) y representa una prima del 13,4% sobre la cotización del miércoles (11,2 euros).

El consejero delegado y presidente del Zaragozano, Felipe Echeverría, aseguró ayer que el Banco de España ya ha dado su visto bueno a la operación, condicionada a que la oferta sea aceptada por los titulares del 75,01% del capital.

Barclays confía en llegar sin problemas al 95%, momento en el que hará una opa de exclusión. Sus responsables calculan que la operación estará finalizada en julio y basan su confianza en el atractivo de la oferta para los accionistas, reconocido por los analistas y el mercado, que también apostaba ayer por el éxito de la opa. Una muestra de ello es que los títulos se revalorizaron un 12,14% y cerraron a un precio de 12,56 euros, ligeramente por debajo del ofrecido por Barclays.

Al anunciar la opa, Barclays tenía ya comprometido el apoyo del 54% del capital, un porcentaje que incluye a todos los accionistas miembros del consejo de administración, entre ellos al segundo accionista, el indio Ram Bhavnani, que se embolsará 124,5 millones de euros por su 10,6%. Lógicamente, la compra no hubiera sido posible de no haber aceptado también la oferta los ex presidentes y propietarios del 40%, Alberto Alcocer y Alberto Cortina, quienes reciben por su paquete de control 470 millones de euros.

El acuerdo con Barclays fue aprobado unánimemente por el consejo de administración del Zaragozano, cuyos miembros fueron convocados el miércoles a una cena en el banco, donde se les comunicó el acuerdo y las condiciones de la operación. El consejo se prolongó hasta las dos de la madrugada, según algunos de sus asistentes, que destacaron ayer el buen clima en el que se desenvolvió.

Sexto por activos

Este buen clima se reprodujo ayer en la conferencia de prensa ofrecida por Jacobo González-Robatto, consejero delegado de Barclays España; Felipe Echevarría, consejero delegado y presidente del Zaragozano, y el director financiero de Barclays, John Varley, quienes comparecieron para ofrecer los detalles del acuerdo y algunas pistas sobre la estrategia del nuevo banco, que se convierte en el sexto de España por activos.

Los responsables de Barclays insistieron en su objetivo de crecimiento en España y en lo complementario de ambas entidades, tanto desde el punto de vista geográfico como de negocio.

La idea de Barclays, que con esta operación culmina un viaje de ida y vuelta en España, después de su repliegue de hace ocho años, es aumentar su presencia en banca comercial y de particulares y crecer por encima de la media del sector. 'Vamos a abrir el abanico del negocio', aseguró González-Robatto, quien recalcó que 'sólo eres creíble en el mercado bancario si cuentas con masa crítica suficiente'. No obstante, precisó que 'nos interesa buscar valor, no sólo volumen'.

El grupo británico da por terminada así la búsqueda de un socio europeo, una de las prioridades del consejero delegado, Matthew Barrett, quien ha dado muestras más que sobradas de su interés por el mercado español, al asumir personalmente la negociación con los Albertos en una visita a Madrid.

Equipo de gestión

El grupo mantiene de momento al equipo de gestión, encabezado por Echeverría. Ayer no se dieron muchos detalles sobre la política comercial futura, aunque se destacó la intención de mantener las dos marcas. 'Por el momento vamos a seguir nuestra actividad normal. Para el futuro estaremos a lo que Barclays nos diga', explicó Echevarría. Con el acuerdo, Barclays espera conseguir un ahorro por las sinergias de ambos grupos de 100 millones de euros.

Si se hace el ejercicio de agregar las magnitudes de las dos entidades al cierre de 2002, el banco resultante habría tenido un beneficio antes de impuestos de 126 millones de euros, contaría con 526 sucursales, 570.000 clientes y alrededor de 3.500 empleados, con unos activos bajo gestión por 16.326 millones de euros.

La prima pagada por el grupo británico supera el 24% si se calcula la subida de la cotización desde el 14 de marzo, fecha en la que el Tribunal Supremo condenó a Alberto Alcocer y Alberto Cortina a prisión por estafa en el caso Urbanor.

El fallo provocó la salida fulminante de los Albertos de la presidencia y del consejo de administración.

Barclays no ha querido cerrar ninguna operación antes de ver despejadas las incertidumbre legales en torno a los propietarios del 40% del banco, pendientes aún de que el Gobierno decida sobre su petición de indulto.

El punto muerto en el que quedaron en marzo las negociaciones con Barclays llevó a otros actores a interesarse por la puja, aunque Barclays fue siempre el único candidato con posibilidades.

Por lo que ha trascendido públicamente, cuatro cajas andaluzas (Unicaja, El Monte, La General y San Fernando) y la valenciana Bancaja se han interesado por la compra del banco, aunque Felipe Echeverría aseguró ayer que 'el banco ha estado en la mente de muchos. Han preguntado muchos, pero negociar formalmente no hemos negociado con nadie'. 'Otra cosa -matizó- es lo que hayan hecho los accionistas'.

Tanto unas como otra desistieron ante el elevado precio de la entidad. Ayer, las cajas andaluzas y la propia consejera de Economía de la Junta de Andalucía, Magdalena Álvarez, recibía la noticia con cierta sensación de frustración. 'Hemos perdido una oportunidad', sentenciaba, para reforzar sus argumentos en favor de la creación de una caja única en Andalucía.

Cambio de estatutos

El Zaragozano mantiene la fecha de convocatoria de la junta de accionistas para el 3 de junio. La novedad es que en el orden del día se incluirá la modificación del artículo 14 de los estatutos referente a que para ser propietario del banco habría que poseer acciones durante al menos cinco años.