Renta 2002

Un programa volcará los datos del contribuyente que opte por la declaración 'online'

La Agencia Tributaria (AEAT) calcula que aproximadamente tres de cada cuatro declaraciones de IRPF presentadas durante la Renta 2002, que comienza el viernes y concluye el 30 de junio (fecha tope, inclusive, para presentar las declaraciones, tanto para quienes resulten a devolver como para ingresar), resultará a devolver. Más de la mitad de las devoluciones del IRPF, incluidas las correspondientes a los no obligados a declarar y las de los declarantes, se habrá realizado antes de finalizar la campaña, mientras que el 80% estará gestionado antes de agosto.

En la presentación de la campaña de la Renta 2002, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el director general de la Agencia Tributaria, Salvador Ruiz Gallud, y el secretario de Estado de Hacienda, Estanislao Rodríguez Ponga, han destacado, entre las novedades, un borrador de IRPF electrónico, en el que el contribuyente verá automáticamente cumplimentada su declaración, tras previa descarga por Internet y con el programa de ayuda PADRE de sus datos fiscales, con el pertinente certificado de usuario. Además, Hacienda permite a los contribuyentes que presenten su declaración por Internet abonar lo que les corresponda con tarjeta de crédito, y por primera vez, no se exigirán etiquetas fiscales si la declaración se hace con el programa PADRE.

También se ofrece el envío de 1,5 millones de borradores de declaración de la renta a un colectivo de contribuyentes a los que Hacienda les propone calcularles su declaración. Hasta el momento, Hacienda ya ha enviado, como parte de esa iniciativa, 250.000 borradores de IRPF, que una vez firmados por los beneficiarios y reenviados a la Agencia Tributaria tienen igual validez que cualquier declaración presentada por el método habitual. Hasta el momento, las peticiones de datos fiscales a Hacienda por los contribuyentes para confeccionar su declaración superan los 2,3 millones, de los que 1,7 se pidieron por Internet y otros 100.000 se consultaron directamente desde el ordenador por el interesado.

Hacienda prevé ingresar en esta campaña de la renta 5.343 millones de euros, pero tendrá que devolver a los contribuyentes 8.353 millones de euros por haberles retenido más dinero de lo que debía. El resultado refleja una cuota diferencial negativa prevista para el Fisco en esta campaña de 3.010 millones, lo que implicaría devolver a los contribuyentes 105 millones menos que el año pasado, en el que la cuota diferencial neta fue también negativa y alcanzó los 3.115 millones. Los contribuyentes que ingresen fraccionado el importe de su declaración, aclara Hacienda, tendrán hasta el 5 de noviembre para abonar el segundo pago.