Beneficios

El beneficio del Popular sube un 8,6% gracias al fuerte tirón del negocio

El Popular cerró el primer trimestre con una mejora del beneficio superior a la prevista por los analistas y a la registrada por sus competidores que ya han presentado resultados. El resultado de Banesto subió un 2,8%, el de Bankinter mejoró el 7,08%y el del Sabadell, un 6,7%. Fuentes del Banco Popular explican que el beneficio del trimestre podría haber sido mayor, con un crecimiento del 20%, si se excluyese la dotación voluntaria realizada en los tres primeros meses por un importe de 19,3 millones de euros.

Ron, califica los resultados del banco como 'buenos', sobre todo si se tiene en cuenta la incertidumbre económica y el efecto adverso de la caída de tipos de interés, que ha sido absorbido 'por el crecimiento del negocio, la gestión rigurosa de los costes financieros y la moderación de los costes operativos'.

Como el resto de los bancos, los responsables del Popular no consideran oportuno realizar previsiones para el año. Aunque aseguran que esperan que el crecimiento del 8,6% del beneficio obtenido en los tres primeros meses del año se mantenga a lo largo del ejercicio.

El Popular tiene previsto incorporar al grupo en el segundo semestre del año al portugués Banco Nacional de Crédito Inmobiliario (BNC), lo que le permitirá aumentar su perímetro de consolidación y, por lo tanto, también sus resultados.

Una de las fortalezas en las que se ha apoyado el crecimiento del beneficio del Popular ha sido su negocio, sobre todo en el capítulo de créditos, lo que se ha reflejado en una mejora del margen de intermediación del 8,8%.

La cartera crediticia del grupo ha crecido un 23,9% -porcentaje superior al registrado por el resto del sector, incluido las cajas-, hasta 35.937 millones de euros. Aunque todas las rúbricas del crédito han mostrado crecimientos positivos, ha sido el hipotecario el que ha experimentado una mayor subida, del 43,7%, que pasa a ser del 36% si se elimina el efecto de la integración del Banco Popular Hipotecario.

Ron considera que este espectacular crecimiento no podrá mantenerse a lo largo del ejercicio y sitúa la subida del crédito hipotecario en el 25% para el cierre del año. Este menor ritmo del aumento de las hipotecas se compensará, según el ejecutivo, con un mayor peso del crédito comercial, y sobre todo de las pymes, una de las grandes apuestas del banco.

Además, las tarjetas de crédito revolving están aportando ingresos superiores a lo previsto (ha colocado en el mercado 150.000 tarjetas revolving, frente a las 50.000 previstas, con un saldo de 215 millones de euros).

El incremento del crédito se ha producido sin apenas variar la tasa de morosidad, que se sitúa en el 0,89% (0,83% un año antes), con una cobertura del 200,98%.

Los depósitos en balance, negocio que también se refleja en el margen de intermediación, creció un 17%, hasta 31.648 millones de euros, que suben a un total de 41.988 millones, con un aumento del 13,8%, si se incluyen los recursos fuera de balance, como fondos de inversión o pensiones.

El aumento del crédito y de los depósitos han permitido al Popular subir nuevamente su cuota de mercado sobre el total de los bancos al 10,49% para el primer capítulo y al 10,55% para los depósitos. Esta mejora supone haber arañado 1,16 puntos en créditos y de 1,37 puntos en el pasivo. Las comisiones del banco suben el 7,1% por en crecimiento del negocio.

El Popular cuenta con 4,74 millones de clientes, de los que 87.000 se han incorporado en el trimestre (el objetivo para el año es 400.000). Una de las principales entradas de clientes se ha producido en las pymes. En los tres primeros meses la entrada de pymes como clientes crece a una media de 3.000 al mes, frente a las 2.170 de años anteriores (el objetivo es incorporar 50.000 en 2003).

El banco tiene previsto emitir en los próximos meses deuda subordinada o participaciones preferentes desde España para fortalecer sus recursos propios (el ratio Bis se sitúa en el 10,91%, frente al 11,13% de un año antes) para poder mantener con holgura el ritmo de crecimiento del negocio. El Popular no prevé crecer en oficinas.

Amplía capital para dar entrada a Amorim a cambio del BNC

El consejo de administración del Popular ha aprobado ampliar su capital en 10.232.392 acciones ordinarias de 0,50 euros de valor nominal y con 39,83 euros de prima de emisión. Esta operación está diseñada para dar entrada en el accionariado y en el consejo a Américo Amorim, que tendrá el 4,5% del capital del banco, que canjeará por el 75,119% que posee del portugués BNC. Para ello, pedirá autorización en la junta extraordinaria convocada para el 27 de mayo.

La operación, que representa ampliar su capital un 4,71%, tendrá un valor nominal superior a los 5,11 millones de euros y total de 412,67 millones, una vez incluido el coste de la prima de emisión. El mercado no acogió como esperaba el banco el anuncio de la ampliación, ya que la acción del Popular cayó ayer un 2,01% y cerró a 41,51 euros por título. Las nuevas acciones serán suscritas en su totalidad por la empresa holandesa Topbreach Holding, vinculada a Amorim, que se convertirá en el tercer accionista del Popular después de la Sindicatura de Accionistas, con el 11,518%, y de Allianz, con el 9,9%. El Popular, además, lanzará una opa para adquirir el 24,88% restante del capital del BNC en manos de minoritarios, lo que le supondrá una inversión de 136,7 millones si se realizase al mismo coste en el que se incurrirá con la ampliación de capital del Popular para canjear la participación de Amorim en BNC.

El banco luso tiene 111 sucursales, a las que se suman las 11 del Popular en Portugal. Esta red cubre todo el territorio luso. La plantilla del BNC es de 1.015 empleados. Sus activos alcanzan los 3.400 millones, con 2.640 millones de recursos de clientes y 2.600 millones de créditos. El Popular dará también entrada en su consejo a Vicente Santana Aparicio y Emilio Viñas Barba, fundadores de Iberagentes, sobre el que el Popular construyó su banco privado al tomar su control. El consejo del Popular tendrá así 28 miembros.