Guerra en Irak

Bush aprueba 79.000 millones para financiar el conflicto

El presidente de Estados Unidos, George Bush, convirtió ayer en ley un paquete de 79.000 millones de dólares para financiar la guerra contra Irak, recompensar a los aliados regionales, incluida Turquía, y ayudar a las agobiadas aerolíneas, dijo la Casa Blanca en un comunicado. El plan concede a Bush los 62.000 millones de dólares que quería para pagar el coste de la guerra, pero limita el control libre que buscaba sobre la mayor parte de los fondos.

A pesar de las objeciones iniciales de la Casa Blanca, los legisladores decidieron incluir un paquete de ayuda de 3.500 millones de dólares para las aerolíneas estadounidenses, seriamente afectadas por la guerra, y ampliaron la ayuda federal para los trabajadores desempleados de la industria de la aviación.

De momento, EE UU ha gastado en la guerra 20.000 millones, según el Pentágono, y calcula que cada mes de estancia de las tropas en Irak supondrá un gasto adicional de 2.000 millones de dólares hasta septiembre próximo.

'La guerra en la región ya ha costado alrededor de 20.000 millones de dólares', aseguró el tesorero del Departamento de Defensa, Dov Zakheim.

Sanciones de la ONU

Por otro lado, Bush pidió ayer a Naciones Unidas el levantamiento de las sanciones económicas contra Irak, ahora que el régimen de Sadam Husein ha sido derrocado. 'Ahora que el pueblo iraquí ha sido liberado, Naciones Unidas debería levantar las sanciones económicas sobre Irak', anticipó su portavoz, Scott McClellan.

Las actuales sanciones, impuestas tras la invasión iraquí de Kuwait de 1990, impiden que otros países realicen exportaciones o importaciones con Irak salvo dentro del programa Petróleo por Alimentos. 'Necesitamos una transición del programa Petróleo por Alimentos tan pronto como sea posible y ayuda para restaurar una relación comercial normal con la economía mundial', afirmó McClellan.