Pacto

Continental Airlines pierde un 33% más y advierte de posibles despidos

La compañía aérea Continental Airlines registró una pérdida neta de 205 millones de euros durante el primer trimestre de 2003, lo que representa un aumento del 33,1% con respecto a la pérdida sufrida en el mismo período de 2002. Además la compañía se ha mostrado dispuesta a suprimir nuevos puestos de trabajo "si la situación lo hace necesario". Las acciones de la compañia se revalorizan un 12% tras el anuncio de estos resultados.

De acuerdo con la aerolínea, el primer trimestre se ha visto "significativamente afectado por la guerra en Irak y sus efectos en el precio del petróleo", que elevó en 125 millones de euros el gasto de combustible de la compañía. Estos resultados se producen a pesar de que los ingresos derivados del tráfico de pasajeros durante este período fueron los mismos que en los tres primeros meses de 2002, es decir 1.740 millones , y a pesar de que el volumen de negocio vinculado al tráfico de carga aumentara un 40,5%, hasta los 158 millones.

Comentando estos resultados, el vicepresidente y director financiero de la compañía, Jeff Misner, adelantó que si "la demanda continúa descendiendo, podría ser necesaria una nueva reducción en la plantilla", que se sumaría al recorte de 1.200 puestos de trabajo recientemente anunciado por la aerolínea.

Alianza

Por otro lado, el Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT) ha dado luz verde a la propuesta de alianza de las aerolíneas Continental, Delta y Northwest. En virtud de este acuerdo, cada línea podrá acceder a un mayor número de clientes, conservarán el servicio a pequeñas ciudades y facilitarán su acceso a una red de rutas más amplia. Asimismo, ofrecerán a los consumidores unas tarifas más bajas y un número más amplio de destinos.

El Departamento de Transportes anunció el pasado mes de enero su intención de abrir una investigación sobre la alianza al objeto de poder determinar si el acuerdo podría constituir competencia desleal, en el caso de que las compañías decidieran seguir adelante con el proyecto sin recoger sus recomendaciones.