Petróleo

La resistencia iraquí y la violencia en Nigeria colocan al brent por debajo de los 27 dólares

En un intento por controlar el precio del petróleo, el mando militar del Reino Unido salió ayer ante las cámaras de televisión para asegurar que Irak, el segundo país en volumen de reservas y el tercero en producción, volverá a distribuir petróleo en tres meses. Asegura que los daños en las instalaciones del sur del país son mínimos y, por ello, no será difícil conseguir que bombee de nuevo. El anuncio no hizo efecto alguno y la cotización en Londres se mantiene por debajo de los 27 dólares. El mercado se ha vuelto desconfiado; tras escuchar al presidente de EE UU decir que ¢la guerra durará lo que haga falta¢ y observar las imágenes de un ejército estancado, se teme que el brent pueda escasear dentro de algunas semanas. Lejos queda la bajada hasta los 24 dólares de los primeros días de la contienda.

A las malas perspectivas en el Golfo se suma el estancamiento de la violencia en Nigeria. Las noticias de que Shell, Chevron Texaco y Total Fina Elf han recortado sus exportaciones del país casi un 40% no han podido llegar en peor momento y ha ahondado en la sensación de que el suministro está en peligro. Por ahora, los trabajadores de las plantas petrolíferas del país ya han advertido de que no volverán al trabajo hasta que haya un alto el fuego entre la etnia Ijaw y las tropas gubernamentales, que se enfrentan desde hace casi dos semanas.

Así las cosas, el petróleo sigue apuntando hacia el encarecimiento; por más que Arabia Saudí o Kuwait hayan aumentado su producción, los operadores no saben dónde está yendo a parar esta cantidad extra. De hecho, un experto del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales de Washington advertía ayer de que ¢el volumen de petróleo del que no hay noticias es muy sustancial¢. El país se enfrenta, además, a otro mal dato: sus reservas de crudo son sensiblemente inferiores a las del año pasado por estas fechas. Este enjambre de malos augurios sólo encuentra alivio en la normalización de las exportaciones venezolanas.