_
_
_
_
_
Madrid

El Ibex pierde un 2,75% y queda al borde del mínimo de hace seis años

Los rebotes, como los del martes, son tímidos e inconsistentes. Las Bolsas siguen a la deriva ante la ausencia de inversores finales y la fuerte presión bajista de los operadores con derivados. La caída del 2,75% del Ibex ayer fue la segunda mayor del año, y ya se encuentra tan sólo un 1,63% por encima del mínimo de octubre pasado, que es el mismo de hace seis años. Telefónica llevó el índice a terreno negativo después de perder todo lo que había ganado el día anterior (-4,05%). A la teleco se sumaron otros valores que perjudicaron con sus balances el cierre del Ibex. SCH y BBVA retrocedieron un 4,75% y un 2,68%, respectivamente.

La caída vino acompañada con un volumen de negocio ligeramente por encima del de sesiones anteriores. (1.555,54 millones de euros sin contabilizar operaciones especiales ni mercados de bloques).

Las caídas fueron cuantiosas en muchos valores. Iberia, Amadeus, Repsol, Endesa o Acerinox cayeron el 5,83%, un 4,77%, el 3,93%, un 3,65% y el 3,62%. Más dramáticos fueron los cierres del resto de las plazas financieras europeas. El Dax y el Cac cayeron por séptimo día consecutivo (un 4,44% y 3,62%, respectivamente), mientras que el índice italiano y el inglés se dejaban el 3,76% y el 4,80%.

La situación de algunas empresas, al igual que la economía, se han unido en las últimas sesiones a los factores geopolíticos que están presionando a los mercados. De tal forma que muchos analistas consideran ya que la tensión bélica es un factor bajista secundario en una situación como la actual.

Sacudida empresarial

Alstom recortó ayer un 50% al decir que prevé unas pérdidas de 1.400 millones de euros y que emitirá acciones con el objetivo de aumentar su nivel de caja.

Del lado de la Bolsa alemana destacaba el desplome de Bayer (8,74%) por la denuncia de unos inversores anónimos que aseguraban que la empresa ocultó información antes de lanzar su medicamento Baycol, al que se ha relacionado con la muerte de 100 personas.

Mientras, el fantasma de la enronitis sigue pululando. Ayer, The Washington Post publicaba que el organismo regulador del país había ampliado la investigación sobre las cuentas de AOL. Las aerolíneas, por su parte, continúan cotizando las consecuencias de la guerra en sus negocios. En Europa cayeron una media del 1,11% (Iberia perdió el precio de la OPV). En EE UU, AMR acumula una caída de más del 51% en la semana.

Un dato positivo del otro lado del Atlántico. La balanza comercial terminó enero con un déficit de 41.100 millones de dólares, mientras que los expertos esperaban que la cuantía se situase en 43.400 millones.

La captura de Bin Laden forma ya parte del diario de cada sesión. Las Bolsas europeas iniciaron una leve escalada alcista a última hora de la mañana, cuando se aseguraba desde varios medios que el líder de Al Qaeda había sido capturado en Pakistán; momentos de euforia que dieron paso después a la espiral bajista de antes.

Los analistas continúan mirando con lupa el serial de datos económicos y empresariales. José Luis Martínez, economista jefe en España de Citigroup, señala que 'el director del FMI ha comentado que todo apunta a que el crecimiento mundial será este año del 3,3%. Pero con una advertencia: una guerra larga en Irak podría bajarlo hasta el 2%, un crecimiento que en otros periodos pasados ha sido denominado como recesión mundial'.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_