_
_
_
_
_
Internacional

EE UU espera lograr suficientes votos para aprobar el ultimátum a Irak

Esta semana es clave para el conflicto de Irak. El Consejo de Seguridad de la ONU debe votar la resolución patrocinada por Estado Unidos, Reino Unido y España en la que se le da un plazo cerrado a Sadam Husein para desarmarse: el 17 de marzo. Mientras llega el día de la votación, aun no determinado, las delegaciones, especialmente la norteamericana a favor de la resolución y la francesa en contra, han iniciado una última ofensiva diplomática, especialmente entre los países que forman parte del Consejo de Seguridad de la ONU y que mantienen una actitud indecisa: México, Chile, Angola, Camerún, Guinea y Pakistán.

Estados Unidos ha asegurado que está dispuesto a flexibilizar las condiciones a Irak, pero siempre que no se altere el objetivo de la resolución, que debe exigir el desarme unilateral, incondicional y en tiempo limitado de Sadam Husein. En la misma línea se ha manifestado la ministra de Exteriores española,Ana Palacio.

La resolución del Consejo precisa de diez de los 15 miembros , y que no haya ninguna delegación que la vete (hay cinco países que disponen de tal posibilidad). Estados Unidos espera contar con los votos suficientes para sacar adelante la resolución. El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, aseguró ayer que 'hay muchas posibilidades de alcanzar nueve o diez votos' para que salga la resolución presentada por Washington, Londres y Madrid. 'Habrá que esperar a la votación, pero estoy satisfecho de las conversaciones que estamos manteniendo con varias delegaciones', comentó Powell ayer.

Sin embargo, el propio Powell reconoció ayer en declaraciones a medios de comunicación que no se sorprendería si Francia veta la resolución del Consejo que allanaría el camino a una invasión de Irak: 'Tendremos que esperar a ver que hace, pero sería poco afortunado si veta la resolución; Francia no sería bien vista en muchas partes del mundo', aseguró Powell. En cuanto a las relaciones entre Estados Unidos y Francia, Powell dijo que 'seguiremos siendo aliados, pero creo que sí tendría un fuerte impacto en las relaciones bilaterales en el corto y medio plazo'.

Francia ha tomado como una cuestión personal la resolución contra Irak, y ha anunciado que el propio Presidente de la República, Jacques Chirac, asistirá a la sesión del Consejo de la ONU que vote la resolución. En tal sentido se ha manifestado igualmente el Gobierno alemán, y la delegación en la ONU estará presidida por el canciller Schröder.

El ministro francés de Exteriores Dominique de Vallespin emprendió anoche una gira por Angola, Camerún y Guinea-Conakry, tres países indecisos. Fuentes francesas del Elíseo aseguraron que 'pase lo que pase, rechazaremos toda resolución que autorice la guerra'.

El gobierno iraquí, por su parte, afirmó que intensificará su cooperación con los inspectores del desarme de la ONU, pero advirtió que 'Irak está preparado para defenderse si empieza la guerra'. El jefe del Departamento de Vigilancia de Irak, Husam Mohamed Amin, minimizó el ultimatun , y aseguró que será rechazado por la ONU.

Ayer siguieron produciéndose rechazos puntuales al conflicto. En tal sentido se mostró el ex presidente norteamericano, Jimmy Carter, que condenó los preparativos para la guerra, por considerarla 'injusta, sin precedentes en la historia de las naciones civilizadas'. En Reino Unido se ha producido la primera dimisión de un diputado laborista.

Más información

Archivado En

_
_