Conflicto bélico

Bush, Blair y Aznar condenan a Irak en la propuesta de nueva resolución a la ONU

El embajador británico ante la ONU presentó ayer al Consejo de Seguridad, en nombre de EE UU, Reino Unido y España, el texto de una propuesta de resolución en la que se establece como un hecho que Irak no ha cooperado con los inspectores que verifican el desarme del país y viola sus obligaciones con la ONU.

La redacción del texto incluye la declaración de que Irak ¢no ha aprovechado su oportunidad final¢ para desarmarse y califica de ¢falsa y llena de omisiones¢ la declaración de 12.000 folios que el régimen Iraquí presentó a la ONU sobre su capacidad armamentística. A pesar de esa primera declaración, el embajador británico ante la ONU, Jeremy Greenstock, aseguraba ante el Consejo que Irak tiene aún tiempo para ¢tomar la opción adecuada¢ y evitar la guerra.

La propuesta, que Bush ha considerado siempre ¢deseable pero innecesaria,¢ y ha accedido a presentar por la insistencia de su aliado británico, se contiene en un solo folio y evita hablar de declaración de guerra. En vez de eso, la propuesta se refiere a la resolución 1.441 aprobada el 8 de noviembre en la que se leía que Irak afrontará ¢serias consecuencias¢ si el régimen no cumple con las demandas de la inspección. La propuesta es, en resumen, una petición de que el Consejo de Seguridad vea como un hecho probado lo que así considera que es EE UU.

Esta redacción, sin la palabra guerra, permitiría más margen a la hora de ganar apoyos para su aprobación en un Consejo en el que sólo los ponentes y Bulgaria están hoy de acuerdo. A pesar de todo, para EE UU y sus aliados en el Consejo estas consecuencias permiten la confrontación que Bush y Blair han ido preparando con el envío de 220.000 soldados a la zona.

La fecha de la votación sigue en el aire porque los británicos quieren tiempo para buscar el consenso, sin embargo, Ari Fleischer, portavoz de George Bush, dejó caer que en dos semanas, tras las comparecencias de Hans Blix, el jefe de los inspectores, en marzo se buscaría el parecer del Consejo.

Reunión en Berlín

Alemania, Francia y Rusia siguen luchando por una solución pacífica al conflicto de Irak, por lo que han elaborado una nueva propuesta para lograr el desarme de Bagdad.

El canciller alemán, Gerhard Schröder, y el presidente francés, Jacques Chirac, anunciaron al término de una reunión informal en Berlín que el memorándum de este nuevo plan ya ha sido enviado al Consejo de Seguridad.

En concreto, se trata de un calendario para el desarme de Irak que incluye un aumento del número de inspectores de la ONU. Según los términos establecidos en el plan, los inspectores contarían con al menos otros cuatro meses para desarrollar su labor.

La iniciativa cuenta también con el apoyo de China, según informó un portavoz oficial.

Schröder y Chirac dijeron que toman en consideración la propuesta estadounidense para una nueva resolución, pero rechazaron tajantemente que ésta sea necesaria. ¢Francia apuesta por una lógica de la paz y no hay ninguna razón para cambiar a una lógica de guerra¢, dijo Chirac, que añadió que la mayoría de los países del Consejo de Seguridad tampoco están a favor de una nueva resolución.

Por su parte, Schröder señaló que ambos países están convencidos ¢de que se logrará un desarme pacífico de Irak¢ dentro del contexto de la resolución 1.441. ¢Es posible que lo que diferencie a la Vieja Europa de otros países es que nosotros tenemos bien grabado en nuestro interior lo que significa una guerra¢, dijo.

Desde París, el ministro francés de Asuntos Exteriores, Dominique de Villepin, dejaba abierta la puerta al uso del derecho de veto que Francia tiene en el Consejo de Seguridad, en su calidad de miembro permanente. China y Rusia, también con derecho de veto, piensan que el recurso a la fuerza debe ser ¢la última alternativa¢.

En esta línea están también los países no alineados reunidos en Kuala Lumpur que expresaron su convicción de que la 1.441 sigue siendo la referencia. EE UU necesita nueve votos a favor de su propuesta y ningún veto.

Blix tenía ayer previsto reunirse con el consejo asesor para empezar a preparar el informe presentará ante el Consejo de Seguridad el 1 de marzo, fecha en la que Irak debe empezar a destruir los misiles encontrados por los inspectores y que Sadam Husein dijo ayer a la CBS que no quería desmantelar. No será este día, sin embargo, cuando los representantes del consejo lean la lista de 35 cuestiones sobre los programas armamentísticos de Irak, que será distribuida más tarde y discutida el día 7.

Este día está previsto que se vote la resolución que el presidente Bush, cada vez más impaciente, calificó este fin de semana como la última en una larga lista.