Petróleo

Los máximos del brent en 27 meses presagian la proximidad de la guerra

El comportamiento incesantemente alcista de los precios del petróleo es síntoma de la impresión entre los operadores de que se aproxima el momento de una ofensiva militar contra Irak, a pesar del memorando de Francia, Rusia y Alemania en pro de continuar las inspecciones de desarme. El precio del barril de crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo ha registrado un nivel récord en más de dos años, según ha informado por su parte la secretaría del cártel en Viena. Se cotizó ayer en los mercados internacionales a 32,44 dólares, lejos de la tranquilizadora horquilla que oscile entre 22 y 28 dólares. El consejo de ministros del cártel tiene previsto reunirse en Viena el próximo 11 de marzo para analizar la situación de los mercados a la vista de la amenaza de una guerra en el golfo Pérsico. En cuanto a las reservas estratégicas de petróleo estadounidense, la secretaría de Energía ya ha avisado de que sólo serán utilizadas en caso de crisis severa de aprovisionamiento energético y después de consultarlo con la Agencia Internacional de Energía.

La presentación del borrador de una segunda resolución de Washington, Londres y Madrid ha supuesto una vuelta de tuerca más hacia la intervención militar. El ministro británico de Asuntos Exteriores, Jack Straw, ha pedido hoy a Naciones Unidas que "acepte sus responsabilidades" y actúe contra lo que consideró "doce años de evasivas" por parte del régimen de Sadam Husein. "Este es un momento importante para Naciones Unidas", dijo Straw, al día siguiente de presentar su proyecto de resolución ante el Consejo de Seguridad, sosteniendo que Bagdad "ha desaprovechado su última oportunidad para desarmarse". El Gobierno chino ha dado hoy la espalda al nuevo borrador de resolución, que tilda de "inútil", porque la resolución 1.441 "no se ha aplicado en su totalidad", según ha declarado el portavoz del Ministerio chino de Exteriores, Kong Quan.

Documentos armamentísticos

Irak ha presentado cien nuevos documentos relacionados con la destrucción de armas de destrucción masiva llevada a cabo en 1991, según ha confirmado el jefe de los inspectores de la ONU, Hans Blix, quien añadió que Bagdad también ha descubierto una bomba R-400 que contenía líquido en un área de Bagdad en la que en el pasado se llevó a cabo la destrucción de armas químicas. En su último informe, Blix pidió al Gobierno iraquí que presente evidencias claras de que ha destruido las armas prohibidas por las resoluciones del Consejo de Seguridad. Mientras tanto, el primer ministro británico, Tony Blair, ha defendía una posición de firmeza frente a Irak ante la Cámara de los Comunes, advirtiendo de que dar más tiempo a los inspectores de desarme es "absurdo", a menos que Sadam empiece a colaborar "al cien por cien".

El BCE, listo para el conflicto

El Banco Central Europeo tiene que estar preparado para tomar medidas en caso de que haya guerra, informa Reuters. El gobernado del Banco de Francia, Jean-Claude Trichet, ha asegurado hoy en Madrid, donde ha participado en el Foro de la Nueva Economía, que "tomaremos todas las medidas que consideremos pertinentes". Trichet aseguró asimismo que en la próxima reunión del día 6 de marzo, el BCE deberá ser cuidadoso a la hora de sopesar los riesgos de inflación y crecimiento, una recuperación que ve certera para el segundo semestre de este año, "aunque dependerá de que regrese la confianza para crecer como nuestro potencial debería permitir". La decisión de nombrarle o no presidente del BCE, dijo, tal y como se acordó en el momento de la designación de Win Duisenberg, "no depende de él sino de los jefes de Estado de la Unión Europea". Los economistas del banco de inversión Morgan Stanley ya han vaticinado que el banco emisor esperará al primer día de un eventual conflicto armado para recortar los tipos de interés en 75 puntos básicos.