Plan fiscal

Bush 'confía mucho' en Greenspan pese a su desencuentro en materia económica

El presidente de EEUU, George W. Bush, tiene "mucha confianza" en el responsable de la Reserva Federal, Alan Greenspan, pese a las diferentes opiniones que han expresado sobre cómo reactivar la economía, se apresuraba hoy a puntualizar la Casa Blanca. "Cree que está haciendo un trabajo extraordinario", dijo Claire Buchan, su portavoz. Fuentes oficiales han reconocido, no obstante, que las las críticas en los últimos días del cerebro económico estadounidense al plan de Washington para estimular la economía con un programa de recorte impositivo no fueron bien recibidas y que este episodio puede resultar decisivo para su continuidad en el cargo.

El presidente de la Reserva Federal acudió ayer y antes de ayer al Congreso, donde mostró su reticencia a la necesidad de que haya un plan de estímulo, y pidió prudencia a la hora de bajar impuestos si no hay una reducción del gasto. Greenspan aconseja que se vuelva a una política fiscal saludable y subraya que "el crecimiento económico no puede por sí solo eliminar los déficit y las decisiones difíciles que serán necesarias para restaurar la disciplina fiscal". El Gobierno de Bush prevé cerrar el actual año fiscal con un déficit récord de 304.000 millones de dólares, sin contar el coste de su quasi anunciada guerra con Irak.

Preguntada sobre la posibilidad de que la Casa Blanca ratifique a Greenspan para despejar las dudas actuales, Buchan contestó que "su mandato no expira hasta mediados del año que viene, por lo que pienso que es una tontería empezar a especular sobre esto".