Desempleo

El paro alemán siguió creciendo en enero y alcanza máximos de los últimos cinco años

Otro golpe para el Gobierno de Gerhard Schröder. El peor: la cifra de desempleados se acerca peligrosamente a niveles récords desde la reunificación del país en 1990. Las empresas siguen temiendo el devenir de la economía alemana y siguen prescindiendo de puestos de trabajo.

Los analistas consultados por Bloomberg estimaban un crecimiento de 30.000 nuevos desempleados. Según la agencia Reuters, la horquilla se cifraba entre un incremento de 12.000 y 40.000 nuevos parados. Pero el desempleo en enero rompió todo pronóstico en enero, al afectar a 4.623.100 personas, el 11,1% de la población activa alemana.

Los expertos han calificado el dato de ¢desastroso¢, subrayando que minará la confianza del consumidor y pone en peligro las previsiones de crecimiento del Gobierno.

"Se necesitan reformas sólidas. No basta con parchear el problema", aseguró Ruediger Pohl, máximo responsable del instituto económico IWH. Pohl sostuvo asimismo que, por ejemplo, a aquellos trabajadores que enferman durante un periodo largo de tiempo se les debería deducir las bajas de las vacaciones a las que tienen derecho. El Bundesbank, por su parte, cifra en dos décimas -hasta el 10,1%- el aumento del desempleo, recogiendo las correcciones estacionales en sus cálculos.

Por otro lado, Commerzbank, que hoy ha presentado unas pérdidas de 372 millones en 2002, está en un proceso de reestructuración de recortar 4.300 empleos, un 11% de su plantilla, a lo que se pueden sumar otros 3.000 puestos en un intento del presidente Klaus-Peter Mueller de reducir costes.