AIE

La oferta mundial de petróleo cayó en 2,06 millones de barriles diarios por Venezuela

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha señalado hoy que las reservas de petróleo almacenadas por la empresa privada en EEUU se encontraban ligeramente por encima de los niveles mínimos operativos a mediados de este mes, con 272 millones de barriles, debido a la paralización de las exportaciones venezolanas. Las reservas del conjunto de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se redujeron en 1,17 millones de barriles diarios en noviembre, para quedar en 2.540 millones de barriles.

La principal razón es que la huelga desencadenada en el sector de hidrocarburos de Venezuela indujo una caída de su producción en 1,95 millones de barriles diarios en diciembre y quedó en un promedio de 0,7 millones de barriles.

A pesar de la lenta recuperación de la economía mundial, la AIE ha indicado que la demanda de petróleo ha aumentado más de lo esperado a finales de 2002, debido al tiempo frío, al bajo nivel de producción de las centrales nucleares japonesas y a la demanda "robusta" de China. Por ello, revisa al alza sus expectativas de consumo para 2002 en 60.000 barriles más para alcanzar los 390.000 barriles, y así la demanda será de 76,87 millones. Para el presente ejercicio, los expertos de la AIE mantienen sus previsiones de un crecimiento de 1,04 millones de barriles diarios a 77,91 millones de barriles diarios.

Una industria vital, paralizada

Venezuela volverá a producir dos millones de barriles diarios de petróleo "en menos de un mes", a pesar de la huelga general de la oposición que mantiene paralizada la vital industria petrolera desde hace seis semanas, dijo hoy el presidente venezolano, Hugo Chávez. "En menos de un mes, nuestras plantas volverán a producir cerca de dos millones de barriles diarios", aseguró en una entrevista a la cadena de televisión CNBC. "De los tres millones de barriles diarios, hemos pasado a menos de 200.000, lo que para nosotros es casi nada", reconoció.