Protesta

La oposición de Venezuela sube la presión contra Chávez

La oposición venezolana volvió a tomar ayer las calles de Caracas para exigir la renuncia del presidente, Hugo Chávez. Más de 200 alcaldes lideraron la marcha para protestar contra la decisión de asumir el control de la Policía Metropolitana de Caracas.

La manifestación partió de la Plaza Francia de Altamira, donde hace un mes que está concentrado un grupo de militares rebeldes, a los que el Ejecutivo tacha de 'payasos y fracasados'. El destino final de la concentración era la Asamblea Nacional, y en ella la oposición portó un documento de rechazo a la intervención de la Policía Metropolitana. El ayuntamiento caraqueño, dirigido por el líder opositor, Alfredo Peña, era hasta el fin de semana pasado responsable de las fuerzas de seguridad locales.

Los últimos enfrentamientos entre chavistas y opositores acabaron el lunes con más de 40 heridos. La oposición responsabiliza a Chávez de la grave crisis económica que asola el país. El PIB cerró la primera mitad del año con una contracción interanual del 9,9%. El banco central prevé que una tasa de inflación cercana al 25%. Por otra parte, Chávez se vio obligado en febrero a aprobar la libre fluctuación del bolívar para evitar que el banco central dilapidase las reservas en divisas defendiendo la moneda. En 10 meses, el bolívar ha perdido la mitad de su valor.

Tras fracasar el golpe de Estado del 11 de abril, el enfrentamiento social se ha radicalizado. Los detractores amenazan con una huelga general si Chávez no se somete de inmediato a un referéndum. 'No pierdan el tiempo, no lo aceptaré', ha sido su respuesta.