Informática

Windows salta de la mesa de trabajo al cuarto de estar

Microsoft presentó ayer en Nueva York el Windows XP Media Center Edition (MCE). La nueva versión de este sistema operativo no es una simple actualización del XP, sino que se trata un producto diferente, específicamente diseñado para el usuario particular, y que pretende convertirse en un elemento imprescindible en el salón de cualquier casa. Sin embargo, el usuario español aún debe esperar para disponer del Windows XP MCE, ya que, según fuentes de Microsoft, "no se presentará en España hasta 2005".

La afirmación anterior sólo es comprensible si se tienen en cuenta las novedades introducidas: el XP MCE incorpora un soporte integrado para control remoto, que permite al usuario manejar su PC - eventualmente conectado al televisor- desde el sillón de su casa, y escuchar música, ver películas en DVD y grabar programas televisivos, entre otras funciones.

La compañía que preside Bill Gates ha llegado a un acuerdo con Hewlett Packard para que fabrique ordenadores preparados para el nuevo producto. Estos aparatos irán equipados, entre otros dispositivos, con un sintonizador de televisión, una tarjeta gráfica y un elemento esencial en la nueva estrategia de la compañía: el mando a distancia.

Microsoft completa con el Windows XP MCE la estrategia de diversificación de sus negocios. Después de que el gigante del software presentara ingresos récord para el primer trimestre de este ejercicio (7.750 millones de dólares, un 26% más que el año pasado, según fuentes de la propia empresa), la compañía continúa en el mercado de los videojuegos con una nueva versión de su consola -Xbox-, en la informática portátil con un ordenador parecido a un cuaderno de notas -Tablet PC-, y en la telefonía móvil con un sistema operativo para terminales que incluye funciones de PDA, navegador Web y reproductor musical entre otras características -Windows Powered Smartphone 2002.