Petróleo

El precio del petróleo se dispara por la caída de las existencias de EEUU y la reunión de la OPEP

El precio del barril de petróleo se ha vuelto a disparar esta tarde hasta los 29,49 dólares por barril con entrega en octubre, después del anuncio de una fuerte caída de las existencias estadounidenses de crudo y una vez que parece claro que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) mantendrá los niveles actuales de producción en su reunión de mañana en Osaka.

Los miembros de la OPEP han mantenido hoy un debate sobre los precios del petróleo mientras sus ministros llegaban a Japón para una reunión que al parecer dejará sin cambios la producción actual.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo no parece dispuesta a hacer concesiones a las potencias industrializadas que compran su petróleo, a pesar de temores del alto costo de la energía esté frenando la recuperación económica global. "Kuwait dice también que no más petróleo", ha señalado el ministro de petróleo en funciones kuwaití, Sheikh Ahmad al-Fahad al-Sabah, uno de los muchos en la OPEP que se oponen a cambiar las cuotas de producción en la reunión del jueves. "No necesitamos más crudo, sino asegurar lo que hemos logrado para el cuarto trimestre", ha señalado el ministro en camino hacia la conferencia en Osaka, Japón.

Arabia Saudi, la principal potencia petrolera de la OPEP, aún no ha revelado su posición, pero ahora es muy improbable que trate de forzar un incremento de la producción contra la voluntad de la mayoría.

Las presiones sobre el cártel para aumentar la producción de petróleo disminuyeron el martes cuando los precios del crudo cayeron tras el anuncio de Iraq de que aceptaba readmitir a los inspectores de armas de las Naciones Unidas. La respuesta recelosa de Washington a Iraq ayudó a restaurar algo de lo perdido en los precios y poco después del mediodía el crudo estadounidense cotizaba en las operaciones electrónicas de Japón con un alza de 22 centavos a 29,30 dólares por barril.

Fin al cobro de primas

tan sólo dos días después de autorizar el regreso incondicional de los inspectores de la ONU, el gobierno iraquí ha abandonado el cobro ilegal de primas en sus ventas de crudo, lo que podría ser un intento de impulsar el comercio con compañías europeas y estadounidenses, según informa hoy "The Wall Street Journal".

Las primas, que llegaron a alcanzar los 0,70 dólares por barril, suponían una violación del programa "petróleo por alimentos" establecido en el marco de las sanciones impuestas por la ONU al régimen iraquí tras la invasión de Kuwait, en 1990.

El programa determina que los ingresos procedentes de las ventas de crudo iraquí sean depositados en una cuenta bajo control de la ONU y se destinen a la adquisición de ayuda humanitaria y a compensaciones de guerra, entre otros fines.

No está claro aún si la eliminación de primas ilegales será suficiente para impulsar las exportaciones iraquíes puesto que, entre otros aspectos, algunas compañías han sustituido a Irak por otros países donde adquirir petróleo.

Sin embargo, el potencial incremento en las exportaciones iraquíes añade presión a la OPEP para no aumentar sus cuotas de producción en la reunión de mañana en Japón.